La ciudad

"El vecino sabe que, aunque le aumenten la tasa, los servicios serán deficientes"

El concejal de Unión Pro Federal, Rodrigo López Molina, dijo que los problemas financieros de la Municipalidad "pasan por el nivel alto, estructural e improductivo de gastos en la planta política".

Miércoles 19 de Noviembre de 2014

"No era sorpresivo que en un presupuesto municipal que se iba a debatir en un escenario nacional de tremenda inflación, haya una suerte de actualización de los tributos municipales. Eso para nadie es una sorpresa, incluso para los propios rosarinos. Lo que sí fue una sorpresa fue la contundencia de esos aumentos. Un 78 por ciento planteado para la tasa general de inmuebles (TGI) es a todas luces un aumento duro e importante".

Así opinó hoy el concejal de Unión Pro Rodrigo López Molina sobre la propuesta que hizo ayer la Municipalidad de Rosario de aumentar en forma escalonada un 78.5 por ciento la TGI dentro del paquete medidas previstas en el presupuesto para el año próximo. Al ser consultado sobre si votaría un aumento de la tgi tal como lo propone el Departamento Ejecutivo, López Molina sostuvo que "así planteado, no".

En declaraciones al programa "Todos en La Ocho", el edil macrista sostuvo que "el gran dilema en el que se encuentra el vecino de Rosario es que sabe que aún aumentando la tasa, los servicios que se prestan en función de ella van a seguir siendo deficientes. El contribuyente ve que falta alumbrado público, limpieza y todas aquellas funciones que se cumplen con la TGI".

"Si bien esta es una discusión que se debe dar en el marco de la gobernabilidad porque se trata de presupuesto, también tenemos que cambiar el eje de la discusión. Ese eje no puede pasar por los ingresos y en algún momento hay que discutir los gastos. Los problemas de la Municipalidad no son sólo de ingresos en función de la inflación que reconocemos que existe. Los principales problemas de Rosario a nivel presupuestario pasan por el nivel alto, estructural e improductivo del gasto que hoy tiene la Intendencia", afirmó.

"Es fácil plantear la posibilidad de aumentos, pero es difícil tener creatividad para hacer eficiente el gasto de la Municipalidad. Sobre todo hace falta coraje y decisión política para bajar ese nivel gastos fijos que es altísimos. Y que básicamente son sueldos, pero no el del empleado de carrera que hace bien las cosas, sino de la planta política burocrática que no ha parado de crecer desde la gestión de Miguel Lifschitz", añadió.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario