La ciudad

El turismo y la hotelería buscan hacerle frente a la crisis con un plan de contingencia

Quieren convertir a Rosario en puerta de ingreso de visitantes extranjeros. Impulsarán la oferta de compras en los centros comerciales.

Domingo 30 de Septiembre de 2018

La ciudad ve en la crisis del turismo interno una oportunidad. Por eso, la Secretaría del área elaboró un plan de contingencia con vistas a que Rosario no pierda visitantes y, por ende, no sigan cayendo las reservas, los congresos y el resto de las actividades que puedan atraer pasajeros. Además, teniendo en cuenta que más del 80 por ciento del movimiento vinculado a Rosario es emisivo, se busca ahora traccionar público hacia adentro para que las compañías aéreas no se queden sin ocupación. Ya se comenzó a trabajar para convertir a esta plaza en una oferta de compras en virtud de la paridad cambiaria favorable para los extranjeros: se vienen convenios empresariales con vouchers y promociones en contacto directo con los centros comerciales.

Alerta

Pese a la devaluación del peso de más del ciento por ciento, la idea es no bajar los brazos. El secretario de Turismo de la Municipalidad, Héctor De Benedictis, confirmó el alerta sobre el actual comportamiento de los visitantes porque sabe que la crisis ya impactó fuerte en el bolsillo de los argentinos que elegían Rosario para descansar. De este modo, apuestan más que nunca a la recepción de gente por poco tiempo y varias veces al año.

Mientras tanto, los extranjeros están en la mira. "Queremos ir hacia el turismo internacional para no perder el crecimiento de conexiones aéreas que vino en alza desde hace un año y medio", destacó el funcionario.

En este sentido, detalló: "Vamos a incrementar las promociones para los interesados de siempre, quienes viven en general a alrededor de 400 kilómetros de Rosario (habitantes de Buenos Aires, Córdoba y Entre Ríos)".

Aparte, se hará foco en "una segunda capa" de turistas del país (residentes de provincias más lejanas) y, obviamente, los del exterior.

Para este nicho, se afianzarán estrategias de alianza con destinos nacionales como Salta, San Carlos de Bariloche e Iguazú en una especie de "cobranding" para que el visitante ingrese del extranjero vía Rosario y se quede no más de tres días en la ciudad antes de emprender su viaje hacia aquellos puntos tradicionales.

La estrategia se basa en "establecer este tipo de combo por lo que a la reunión por el plan de contingencia asistieron los gerentes de las compañías de aviación que operan en el aeropuerto de Fisherton, como Latam, Copa y Aerolíneas Argentinas.

Entre otras acciones, se realizó hace algunas semanas una presentación de Rosario en Río de Janeiro (Brasil) para promocionar a la ciudad. El encuentro sirvió de ejemplo para advertir que la tarea no será fácil. "Vimos que muchos mencionan a Rosario, pero no saben cuáles son sus atracciones. Continúa siendo un destino poco conocido", admitió De Benedictis.

Pero las autoridades locales no cejarán en su objetivo. "Vamos por más, con vistas al road show al que nos invitó Copa Airlines por Bogotá, Panamá, México, Costa Rica y Guatemala, adonde llevaremos este combo", repasó el referente del Ejecutivo rosarino.

La táctica local es clave para que la hotelería no pierda concurrentes. Los datos no son halagüeños: "El sacudón cambiario impactó en el rubro. Sólo para citar un ejemplo, una importante cadena hotelera de la ciudad no informó que la caída estimada es de aproximadamente el 20 por ciento (ver aparte)", marcó como rasgo cuantitativo De Benedictis.

La preocupación radica también en la necesidad de mantener los puestos de trabajo.

En Rosario, el sector abarca comercios grandes y pequeños. Los primeros tienen una espalda mayor, pero el resto son economías familiares. Allí también se apuntará para que no se pierda el número de camas ocupadas para subsistir. Aunque, no sólo estos hoteles viven de los turistas; también de viajantes que se alojan en el marco de las necesidades de esta actividad.

De Benedictis expresó la necesidad de "armar propuestas" para cada jugador del mercado. La clave está en la comercialización. Es indispensable que las agencias de turismo receptivo y otros operadores también consoliden iniciativas que permitan bloquear camas en el rubro hotelería.

Así, las políticas consensuadas irán por el siguiente camino: estrechar lazos para que cada nivel de pasajeros tenga su propuesta en la ciudad: los jubilados (senior), el visitante más tradicional y los jóvenes.

A nivel internacional se apuntará a que lleguen más brasileños, chilenos y uruguayos, aun sin que Rosario tenga vuelos desde el país "oriental", apuntando en todos los casos al sistema "early check in" y "late check out".

"Un ejemplo más; se tiene que revertir la lógica de salir a comprar a Chile (lo precios ya no son beneficiosos para Argentina) y que ellos lleguen hasta Rosario", añadió el referente. De esta manera, adelantó que ya hay contactos con la Asociación Empresaria para armar circuitos de compras a la ciudad estableciendo incuso una serie de productos emblemáticos con vouchers especiales de descuentos y promociones.

El trabajo incluirá a los centros comerciales a cielo abierto con sus locales de calazados, carteras, alhajas y cosméticos, entre otros.

Otro punto que se está manejando es el de las vinotecas, ya que sus productos generan atracción en el visitante extranjero.

Todo vendrá de la mano de la utilización de la mayor cantidad de recursos monetarios posibles: además de los vouchers, aplicaciones de celular y tarjetas de crédito.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario