La ciudad

El sindicato de municipales denunció que un grupo de barras quiso tomar el gremio

Jorge Martínez, abogado de la entidad, afirmó que los violentos incidentes de ayer "no fueron por una interna sindical. La mayoría de los agresores no eran municipales. Quisieron impedir que sesionara la asamblea", expresó.

Miércoles 11 de Abril de 2018

Jorge Martínez, abogado y secretario de Condiciones Laborales del Sindicato de Trabajadores Municipales de Rosario, afirmó que detrás de los violentos incidentes ocurridos ayer en la sede del gremio "hubo barrabravas" y que "el 70 por ciento de quienes protagonizaron esos hechos no eran empleados municipales y tuvieron como objetivo tomar el gremio e impedir el acto democrático que se estaba realizando".

Embed

Por qué es importante. El episodio comenzó en la media tarde de ayer, pero se prolongó ya avanzada la noche en el local del gremio ubicado en Entre Ríos entre Mendoza y Tres de Febrero. Todo se dio cuando la Junta Electoral del gremio se reunía para definir el calendario de elecciones para renovar autoridades en junio próximo.

Incidentes en el gremio municipal

Leer más: Escándalo e incidentes en el gremio municipal entre dos facciones

En declaraciones al programa "Zysman 830", Martínez hizo un resumen de lo ocurrido. "Cerca de la una de la tarde, un grupo de 70 ú 80 personas, identificados con remeras rojas y encabezados por un trabajador municipal que aspira a ser candidato, comenzó a juntarse en la puerta del Sindicato. El 70 por ciento de estas personas no eran empleados municipales", afirmó.

Incidentes 2

La acusación. El dirigente dijo que en ese grupo "había gente que pertenece a las barras bravas de los clubes de Rosario. Además había integrantes de otros sindicatos. Si había municipales, eran menos de 30. Tuvieron una clara intención de que no se llevara a cabo la asamblea".
"Esto fue una interna sindical. Fue armado por alguien que trajo gente de otros lugares. Quisieron tomar el sindicato, agredieron a los compañeros que estaban adentro. Entonces tuvimos que intervenir. Llamé al fiscal en turno, con el Ministerio de Seguridad. La actitud era clara. Violencia para impedir que se ejerciera el acto democrático de la asamblea y para tomar la sede sindical", agregó Martínez.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});