La ciudad

El secretario de Turismo dijo que se espera "casi un 90 por ciento" de ocupación hotelera

Héctor De Benedictis afirmó que a pesar de la caída de ventas de paquetes turísticos a nivel nacional, Rosario "tendrán un muy buen fin de semana largo".

Viernes 18 de Abril de 2014

El secretario de Turismo de la Municipalidad, Héctor Pichi De Benedictis, se mostró optimista con relación a la recepción de visitantes en Rosario, y afirmó que la ciudad tendrá casi el mismo nivel de actividad que el año pasado.

El funcionario remarcó que a nivel nacional "han caído un 30 por ciento la venta de paquetes turísticos" de cabotaje. "Siguiendo esa referencia,  tendríamos que tener una baja del 30 por ciento en nuestros hoteles con relación al año pasado. Y eso no es lo que se nota. En vez de bajar un 30 por ciento, estamos en un 80 ó 90, es decir diez puntos más que la Semana Santa del año pasado", remarcó.

En declaraciones al programa "El primero de la mañana" de La Ocho, De Benedictis fue consultado sobre si los actuales índices de violencia que se registran en Rosario, como lo dijo el titular de la Asociación Empresaria local, afectaban a la actividad turística, especialmente en este fin de semana largo de Semana Santa.

"Hay un dato importante. La venta de paquetes internacionales bajó a nivel nacional un cuarenta por ciento y la venta de paquetes nacionales cayó un 30 por ciento. Siguiendo esa referencia tendríamos que tener una baja del 30 por ciento en nuestros hoteles que el año pasado. Y no se nota eso", remarcó el funcionario.

"Esta noche, con el Vía Crucis del padre Ignacio como polo de atracción, habrá hoteles con ocupación altísima en distintos niveles. En un hotel de cinco estrellas decían que esta noche iban a estar casi cubiertos. Esta noche, a pesar de la retracción de la economía, vamos a estar en los mismos niveles del año pasado", remarcó.

De Benedictis respondió los dichos de Ricardo Diab, de la Asociación Empresaria de Rosario, quien había dicho que la actividad turística en la ciudad se resintió a partir de los hechos de violencia y de la estigmatización que sufría por el tratamiento que se le daba a ese tema a nivel nacional.

"No sé cómo miden esos índices, no hay  un método científico para medir el impacto que pueda tener esa situación. Le habrán preguntado a los turistas que no quisieron venir por miedo. Eso no se puede medir.  Hoy el problema que tenemos es que hasta julio la gente no sabrá cuánto tiene o no para gastar. Ya no es como antes, cuando la gente tenía un resto de dinero y se iba de viaje", afirmó.

"El dato concreto es que bajó la venta de paquetes turísticos un 30 por ciento. Si en vez de bajar un 30 por ciento en estos días, estamos en un 90 por ciento o 80 aumentamos, un diez más que el año pasado. Esperábamos un compartimiento menor en relación a lo que se ve a nivel nacional. Sin ser lo que fue el año pasado la actividad, creo que vamos a tener un buen fin de semana", añadió.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario