La ciudad

El relato de un ciclista atacado con una bomba de estruendo

Al pasar debajo del puente de Belgrano y 27 de Febrero sintió el impacto y luego la explosión en el pecho.

Domingo 31 de Diciembre de 2017

Desde hace aproximadamente un año Claudio Brigati comenzó a ir por la tardecita con su bicicleta a la zona del Monumento a la Bandera. Desde allí, junto a un grupo de personas, arrancaban el circuito por avenida Belgrano hasta 27 de Febrero, pegaban ahí la vuelta y regresaban al Monumento.

Pero a las 18.30 del martes pasado Claudio se había retrasado unos metros del resto del grupo y pedaleaba solo. Justo cuando se aprestaba a acelerar para pegar la vueltita por 27 de Febrero y retomar luego por Belgrano, sintió un latigazo que le laceró el pecho. Primero fue un impacto y después una explosión. El ardor era insoportable.

"Seguí unos metros gritando y pateando como loco, para después parar y ver debajo de la remera, constatando que tenía una herida", contó en su cuenta de Facebook. Cuando se palpó la zona del dolor descubrió que la herida había sido ocasionada por una bomba de estruendo que le arrojaron en el cuerpo.

ciclista3.jpg

"¡Gracias a Dios no me dio en la cara! Hasta ahora no se de donde salió. Recuerdo que antes de tomar 27 de Febrero venía un auto negro polarizado desde el puerto. Luego pasó todo. Estaba solo", continúa el estremecedor relato del hombre de 59 años y oriundo de Soldini.

"Yo calculo que fue una bomba de estruendo que la tiraron sin mortero. Eso tiene dos explosiones (cuando sale del mortero hacia arriba y cuando explota en el aire), por eso sentí primero un golpe y después el ruido", cuenta Claudio a La Capital. Aún no sabe si el artefacto se lo arrojaron desde el auto que vio venir o desde arriba del puente. Tampoco logra entender los móviles del ataque: "Ya sea por broma o para desestabilizarme de la bicicleta y robarme, la verdad es que ahora tengo miedo de volver por ahí".
Tras el ataque varios ciclistas se le acercaron para asistirlo, mientras llamaban al 911, aunque según cuenta Claudio, al final "no vino ningún comando". También se comunicó con el Sies pero tampoco le enviaron una ambulancia: "Se preocuparon por llamarme un par de veces para constatar como me sentía y me aconsejaron trasladarme a un centro médico, ya que la ambulancia iba a demorar".
Claudio fue atendido por un médico particular y ahora repasa con cierto temor lo que le tocó vivir en una tarde donde sólo quería practicar el deporte que lo apasiona. "Recién ahora, más en frío, empezamos a sacar conclusiones de que había sido lo que me lastimó. Lo que muestro en la foto es lo que me pegó, que es como un pedacito de yeso. Pero si eso me hubiese pegado en la cara o en el ojo hubiese sido peor, porque recién ahora se me está curando la herida", apunta.
"Ahora tengo miedo de volver a andar en bicicleta por ahí"
"Voy a hacer la denuncia y ademas voy a juntar firmas para que pongan un patrullero en la zona. Les pido difundan este mensaje. Si bien no son ciclistas algunos, otros sí. Entiendo que podemos lograr cosas si nos unimos y tiramos todos para el mismo lado. Hoy por los ciclistas, mañana por otros que sufren esta inseguridad por la que estamos pasando, como los tacheros, para dar un ejemplo y el resto de la comunidad. Gracias por leer y difundir", cierra el posteo de Claudio, que recibió comentarios solidarios de un centenar de personas. El texto y las fotos fue compartido por más de 500 usuarios de Facebook.
Embed

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario