La ciudad

El Registro Civil no tendrá paros al menos hasta principios de 2016

La asamblea de UPCN suspendió las medidas de fuerza hasta que se formalice la convocatoria a paritarias. Ponen al día los trámites después de un mes de conflicto.

Sábado 19 de Diciembre de 2015

Los trabajadores del Registro Civil suspendieron hasta principios del año próximo las medidas de fuerza en la repartición. Así lo resolvió ayer una concurrida asamblea gremial que valoró positivamente el anuncio de la convocatoria a paritarias de parte del gobierno provincial para las primeras semanas de 2016. Allí se analizarán los concursos que había lanzado la Casa Gris, que generaron el conflicto en la dependencia, donde hubo casi 40 días de paro hasta el lunes pasado.

La delegada gremial de la Unión Personal Civil de la Nación (UPCN), Liliana Di Franco, confirmó a La Capital que la asamblea sindical de ayer resolvió "suspender las medidas de fuerza hasta que se formalice la convocatoria a paritarias de parte del gobierno provincial" a los estatales.

Según Di Franco, "por lo general las paritarias se convocan para fines de febrero, principios de marzo. Pero ahora todos los gremios estatales estamos pidiendo que se adelanten los plazos de esa convocatoria por el escenario económico que se generó tras la devaluación del peso y el alza de precios, en especial de los productos de la canasta básica".

En ese sentido, la dirigente gremial remarcó que la asamblea "valoró positivamente la decisión del ministro de Justicia (Ricardo Silberstein) que suspendió los concursos que habían generado el conflicto y anunció la inminente convocatoria a paritarias, donde se discutirá la política salarial y las condiciones de trabajo".

Los concursos de la polémica fueron 58. "Pero podían alcanzar a 100 tomando en cuenta las sedes del Registro Civil en toda la provincia", acotó Di Franco.

El gremio se opuso a los concursos por considerar que debían ser titularizados los agentes que venían actuando durante años como subrogantes, lo que les otorgaba derechos adquiridos.

Durante 40 días el Registro Civil estuvo de paro. Hubo sólo pocas horas de atención al público y se acumularon centenares de trámites, en particular los vinculados a nacimientos, defunciones y casamientos. Tanto, que en Rosario hubo casamientos colectivos.

La delegada de los trabajadores admitió que hay "muchos trámites pendientes de resolución" por el mes y medio de conflicto con medidas de fuerza.

Pero de inmediato destacó que "seguramente en enero, cuando baja el flujo de gente que va a las oficinas a hacer trámites por las vacaciones, la situación tenderá a normalizarse".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario