La ciudad

El refuerzo de subsidios al transporte se juega en dos sesiones clave en el Senado

En la Cámara alta restan dos encuentros ordinarios para cerrar el año legislativo. Si fracasan, quedan las extraordinarias en el mes de diciembre.

Lunes 19 de Noviembre de 2018

Este jueves y el próximo 29, el Senado de la provincia tendrá las últimas dos chances de abordar el proyecto que cuenta con media sanción de Diputados y busca reforzar el Fondo Compensador del Transporte con un gravamen especial al sector financiero y a las cerealeras. Son 500 millones que se podrían recaudar tras el retiro de los subsidios girados por Nación que representaban 3.600 millones de pesos al año. Agotado el periodo ordinario, la idea de sumar más fondos a los colectivos dependerá de un pedido a la Cámara alta que haga el Ejecutivo.


"Vamos a ver que pasa. Todavía no lo derivaron a las comisiones, pero se podría tratar sobre tablas. Si hay voluntad política es posible", señaló ayer a La Capital el senador por el departamento Rosario, Miguel Cappiello.

Desde el oficialismo existe la esperanza pero en el marco de mucho escepticismo en que el proyecto con media sanción en Diputados pueda contar con la aprobación de los senadores.

Quedan dos chances: la de este jueves y luego la última del próximo 29. Luego en diciembre, el periodo extraordinario podría tenerla en el temario de temas, pero el pedido dependerá del propio gobernador Miguel Lifschitz. De todos modos, la llave en el recinto la tienen los senadores justicialistas, quienes en su mayoría tienen el proyecto "en estudio".

El propio mandatario provincial ya había pedido públicamente su aprobación, pero la Casa Gris ya ensaya un plan B para sacar de la asfixia al transporte ante el retiro de Nación: juntar unos 1.500 a 1.800 millones de pesos para cubrir la mitad de los subsidios que llegaban desde el gobierno nacional.

Por ello toda partida adicional es bienvenida para las arcas santafesinas. Cabe recordar que los diputados establecieron que el sector agroexportador deberá pagar el 1 por ciento de su facturación de impuestos a los ingresos brutos. Y se les triplicó el impuesto inmobiliario, junto al sector financiero.

Para aminorar el impacto que ya genera el polémico proyecto, el oficialismo indicó que sería una carga impositiva de tan sólo 72 centavos por cada mil pesos de recaudación. Se estableció que el 10 por ciento de lo recaudado por el impuesto a los sellos se destine a engrosar el Fondo Provincial Compensador del Transporte. Todo ello haría un monto de aporte directo de 500 millones de pesos para el transporte.

Un aporte que se sumaría al plan B de Lifschitz. "En materia de subsidios al sector, vamos a sostener una parte de lo existente. Estamos cerca del 50 por ciento del total con un aporte extraordinario de la provincia, por lo menos durante este primer año (en relación al año que viene) hasta que se vaya acomodando la economía", había dicho el gobernador.

El titular del Ejecutivo tuvo un párrafo especial para los legisladores de la Cámara alta. "Esperamos que los senadores aprueben el proyecto que tiene media sanción y genera un fondo adicional. También, lógicamente los municipios y los usuarios deberán hacer un mayor esfuerzo para cubrir todos los costos", había solicitado Lifschitz el jueves pasado. En cuanto al plan B de Santa Fe ante la poda de subsidios nacionales al sector, el secretario de Transporte santafesino, Pablo Jukic, también había estimado que este fondo especial sería de 1.500 a 1.800 millones de pesos para 2019.

"La idea es que cada localidad y las empresas mantengan la proporcionalidad que venían recibiendo del gobierno nacional", había anticipado Jukic al admitir que la mitad que quede al descubierto de los subsidios provinciales "debería acomodarse con aumento de la tarifa".

A la hora de analizar cuándo deberán acomodarse los nuevos números en 2019, el titular de Transporte dejó abierta la puerta a no aplicar en forma inmediata una suba de boleto.

"Debería aplicarse desde enero, pero habrá que ver si los recursos extraordinarios serán parejos a lo largo de todo el año o pueden ser más fuertes y elevados a comienzos del año que viene", había puntualizado Jukic.

Si bien todavía a Santa Fe le faltan precisiones de cómo Nación aplicará hacia el interior del país los 5 mil millones que ubicó en el presupuesto para subsidiar el sector, aún restan muchas dudas.

"En principio, estos fondos nacionales serían para aquellas ciudades que no tienen la tarjeta Sube, pero en la provincia tenemos la categoría urbanos provinciales, con líneas interurbanas que tienen la dinámica de un coche en la ciudad, pero queremos clarificar el panorama porque aún hay cuestiones contradictorias", finalizó sumando interrogantes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});