La ciudad

El programa de desarme sacó de circulación unas 10.500 armas en Rosario y Santa Fe

Los datos los aportó el titular de la delegación local del  Registro Nacional de Armas, Raúl Bartolucci. Desde el organismo desalientan la tenencia de armas en manos de la población civil para defensa. "El ciudadano debe acudir al Estado para que le brinde seguridad", dijo Raúl Bartolucci.

Martes 13 de Marzo de 2012

El Registro Nacional de Armas “no alienta ni estimula la tenencia de armas de fuego para el uso civil en defensa de su bien jurídico”, afirmó el titular del organismo en Rosario, Raúl Bartolucci. “La población civil tiene que acudir al Estado para que le brinde seguridad”, sostuvo el funcionario en contacto con el programa “La que se viene” de La Ocho.

Bartolucci fue consultado a raíz del caso del conductor de radio Baby Etchecopar, quien fue baleado junto a su hijo al resistirse a un asalto en su casa de San Isidro.

Bartolucci fue consultado si se ha incrementado el registro de armas en Rosario. “El registro en Rosario tiene una constante. En la temporada de caza se incrementa un poco más, porque aparecen transferencias e incorporación de nuevos materiales. Para nosotros, la mayoría de las personas tienen armas pero para usos deportivos. Es muy poca la cantidad de gente que las posee para defensa de su bien jurídico, que es un derecho constitucional”, remarcó Bartolucci.

“El registro en lo institucional y Raúl Bartolucci en lo personal no alientan ni estimulan la tenencia de armas en manos de la población civil para defensa de su bien jurídico. El ciudadano debe acudir al Estado para que le brinde la seguridad que corresponde. Para tener un arma hay que acreditar la condición de legítimo usuario. Son requisitos importantes: no hay que tener antecedentes penales, tener un estado de salud física y psíquica óptimo, acreditar medio de vida lícito e idoneidad en el manejo de un arma. Eso da derecho a tener un arma, pero no a portarla que es una cosa muy diferente ”, afirmó.

Bartolucci desaconsejó la adquisición de armas de uso civil para brindarse seguridad. “Si usted viene y me pregunta, yo le digo que es una barbaridad. Hay que ser muy idóneo para eso. Estar muy preparado porque los problemas pueden ser muy serios”, agregó.

Con relación al plan de desarme en la población, que consistía en entregar una suma de dinero al vecino que entregara un arma para su destrucción, el funcionario consideró que el balance “fue muy bueno”. “En la primera etapa del programa, entre Rosario y Santa Fe, se logró retirar del mercado negro casi 10.500 armas.. Y en lo que va de la campaña en Rosario en un año llevamos 1.800 armas”.

Según Bartolucci, en Santa Fe hay unas 130 mil armas en manos de 45 mil legítimos usuarios, entre los cuales se encuentran las empresas de seguridad privada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS