La ciudad

El PRO propone sumar corredores para que los chicos vayan seguros a la escuela

La inciativa de los ediles Anita Martínez y Alejandro Rosselló está planteada como "una estrategia más contra el delito". Aseguran que tuvo éxito en Buenos Aires y Comodoro Rivadavia.

Martes 22 de Abril de 2014

Un proyecto que pretende incorporar caminos seguros para que los alumnos de las escuelas de Rosario se muevan más tranquilos entre su casa y el colegio fue presentado por los ediles de Unión PRO Anita Martínez y Alejandro Rosselló

Bajo la premisa "Corredores Municipales de Seguridad Escolar", el proyecto apuesta a reforzar la prevención de las escuelas donde los niños se convierten en víctimas frecuentes de asaltos.

"Esta es una estrategia más contra el delito. No en todos los casos la solución será el sendero pero ésta es una experiencia que se amolda a la principal demanda de los rosarinos", destacaron los ediles.

"Para que este Programa sea efectivo tiene que haber un fuerte compromiso comunitario. El corredor seguro se nutre de la presencia de un voluntario, que es simplemente un adulto responsable y cuya sola presencia, en la mayoría de las veces, disuade cualquier intención delictiva o violenta", abundaron.

En este esquema, los legisladores rosarinos sostuvieron que docentes, alumnos, padres, personal de la GUM y vecinos trabajarán en conjunto para crear corredores por los que se pueda transitar "a resguardo del delito".

"Comenzarán a funcionar en diferentes barrios de Rosario como una especie de red comunitaria para combatir la inseguridad: los docentes enseñarán a sus alumnos el modo de evitar los delitos y en tanto, los padres acompañarán a sus hijos y a compañeros de éstos en el camino a casa", sostuvieron los concejales, quienes resaltaron que inspectores de la Guardia Urbana Municipal identificarán y vigilarán esos corredores  en horarios de entrada y salida de los colegios.

En consonancia con esto, los ediles PRO dijeron que al sistema podrán sumarse vecinos y comerciantes, que constituirán los "refugios seguros": estarán alertas, deberán permitir, por ejemplo, que un alumno llame por teléfono a sus padres, o avisarán a la comisaría ante cualquier conducta sospechosa por parte de extraños.

"El mecanismo se aceita con la señalización correspondiente: afiches colocados en postes y en negocios que indicarán cuál es la zona vigilada", dijeron Martínez y Rossello.

Los concejales destacaron que este tipo de iniciativas se llevan adelante en diferentes ciudades del país y que en algunas, como Buenos Aires y  Comodoro Rivadavia, "los niveles de siniestralidad han bajado".

También subrayaron la importanciad del trabajo que deberá llevar adelante el municipio, delimitando los "senderos seguros", teniendo en cuenta los caminos que en mayor medida transitan los alumnos.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario