La ciudad

El postergado proyecto del parque Italia en la zona sur vuelve a tomar impulso

Un grupo de referentes de la colectividad en Rosario retomó la iniciativa y comenzaron a tejer lazos para involucrarse directamente en el tema. Proyectan un polo agroalimantario, tecnológico o de diseño.

Domingo 29 de Noviembre de 2015

El olvidado proyecto del parque Italia vuelve a tomar impulso. Luego de 16 años, un grupo de referentes de la colectividad en Rosario retomaron la iniciativa y comenzaron a tejer lazos para involucrarse directamente en el tema. Ahora, la idea es instalar en el predio un polo de innovación tecnológica, agroalimentaria o de diseño para que quede como legado de aquel país y de sus descendientes.

El ambicioso plan había comenzado a ilusionar a la ciudad en el final del milenio anterior, lo que da aún más la pauta de que la iniciativa se quedó en el tiempo. Es que en noviembre del 1999, la entonces ministra italiana de Asuntos Exteriores, Patrizia Troia, confirmó al por entonces intendente Hermes Binner que los recursos ya estaban "disponibles" para avanzar con el parque. Meses más tarde, esa palabra fue ratificada por el cónsul por esos días en Rosario, Mario Trampetti.

Empresa. La promesa llegó a tal punto que en marzo de 2000 arribó a la ciudad una consultora para estudiar el terreno, preparar el proyecto arquitectónico y discutirlo con los técnicos de la Municipalidad. La idea del parque (entre 27 de Febrero, Virasoro, Beruti y la colectora del acceso sur) incluía un edificio de cuatro plantas con auditorio para conferencias y proyecciones, las sedes de los comités y colectividades italianas, restaurante y biblioteca multimedia. También había un anfiteatro, un estacionamiento subterráneo, un instituto para la tercera edad, piscina, canchas para distintos deportes y una zona de juegos infantiles. Hasta parecía excesivamente ambicioso y muchos lo veían como una "competencia" contra el parque de España (el complejo urbanístico de la costa central construido por el gobierno ibérico).

Decepción. Sin embargo, lo que en un momento fue muy motivador terminó convirtiéndose en una decepción. Entrado 2001, el consulado y la Fundación Italia desistieron del proyecto original y el municipio, a través de la Secretaría de Planeamiento, se abocó a elaborar una propuesta alternativa, aunque muchísimo más austera. Así, la zona es en la actualidad un espacio verde ocupado anteriormente por asentamientos irregulares y recuperado para el uso público.

Pasaron los años y fue el Circolo dei Cavalieri (entidad que reúne a las personas condecoradas por el Estado italiano) el que tomó la posta. La institución existe en todo el mundo y fundó su sede en Rosario. Su objetivo es, entre otras cuestiones, realizar todo tipo de acciones "con la intención de devolver el honor de haber recibido la distinción", dijo su presidente, Miguel Angel Milano. Se trata de la Orden del Mérito de la República que confiere el grado de Cavaliere, máxima condecoración a personalidades de la vida civil y cultural.

El grupo está conformado por personas ligadas a la italianidad en la ciudad, como los miembros de instituciones de la talla del Club Italiano, la Cámara de Comercio Italiana y el colegio Dante Alighieri, además de empresarios y legisladores referentes de los connacionales en el exterior. El Circolo tiene personería juridica y forma parte del Consejo Económico y Social de la Municipalidad.

En Tablada. Precisamente, en el último encuentro de esta agrupación, la propuesta de reactivar el parque Italia fue presentada ante la intendenta Mónica Fein, quien se entusiasmó con que el desarrollo siga en el mismo lugar luego de que se habían conocido algunas intenciones de trasladarlo a otro. En efecto, la zona forma parte del barrio General San Martín, conocido como Tablada, donde se han denunciado distintas situaciones de inseguridad.

Si bien Fein mostró interés, se evidenció preocupada por la falta de financiamiento. Incluso, se recordó que la Fundación Italia dejó abierta la puerta para que el Circolo continúe el proyecto, cuestión que fue apoyada por todas las instituciones italianas.

Alegría. Por estos días, los integrantes del Circolo están exultantes porque el grupo está conformado por el secretario de Articulación Científico Tecnológica de la Nación, Alejandro Ceccatto, y el ex agregado científico de la Embajada de Italia en Argentina, Gabriele Paparo, hoy representante del Consorcio Universitario Italiano para la Argentina (Cuia). Ambas personas se expresaron a favor de colaborar en la concresión de la idea.

Para que el parque Italia se haga realidad y no quede sólo en un espacio verde, ya se barajan varias inicaitivas: albergar un centro agroalimentario u otro tecnológico (relacionado con energías renovables o termodinámicas) o quizás un espacio destinado al diseño.

"La idea es que represente a la ciudad; estamos seguros de que podremos hacer algo. Además, no se trata de un ámbito tan grande", se envalentonó Milano, antes de poner de manifiesto que "las autoridades de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) están de acuerdo", más aún si se tiene en cuenta que el predio podría plasmarse como una continuidad de los laboratorios del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) ubicados enfrente (cruzando 27 de Febrero) e impulsados por el propio Ceccatto.

Finalmente, Milano se entusiasmó en que los empresarios ítalo-argentinos radicados en Rosario puedan colaborar. "Confío en que sumen inversiones para concretar esta vieja idea, además en función de dejar una impornta como lo fueron en su época el Hospital Italiano o la tradicional asociación Unione e Benevoleza.

Hoy hay sólo una bandera. poner lo del presidente italiano ciampi conformado por el secretario de Articulación Científico Tecnológica de la Nación, Alejandro Ceccatto, y el ex agregado científico de la Embajada de Italia en Argentina, Gabriele Paparo, hoy representante del Consorcio Universitario Italiano para la Argentina (Cuia). Ambas personas se expresaron a favor de colaborar en la concreción de la idea.

   Para que el parque Italia se haga realidad y no quede sólo en un espacio verde, ya se barajan varias iniciativas: albergar un centro agroalimentario u otro tecnológico (relacionado con energías renovables o termodinámicas) o quizás un espacio destinado al diseño.

Acuerdo. “La idea es que represente a la ciudad; estamos seguros de que podremos hacer algo. Además, no se trata de un ámbito tan grande”, se envalentonó Milano, antes de poner de manifiesto que “las autoridades de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) están de acuerdo”, más aún si se tiene en cuenta que el predio podría plasmarse como una continuidad de los laboratorios del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) ubicados enfrente (cruzando 27 de Febrero) e impulsados por el propio funcionario Ceccatto.

   Finalmente, Milano se entusiasmó en que los empresarios ítalo-argentinos radicados en Rosario puedan colaborar. “Confío en que sumen inversiones para concretar esta vieja idea, además en función de dejar una impronta como lo fueron en su época el Hospital Italiano o la tradicional asociación Unione e Benevoleza.

Conceptos. Quizás vinieron a su mente las palabras que, en marzo de 2001 se pronunciaron en ocasión de la visita del presidente de Italia Carlo Azeglio Ciampi. En aquella oportunidad, Trampetti, el cónsul italiano en Rosario, dijo que el parque Italia era “un anhelo largamente soñado, que hace honor a los inmigrantes italianos y descendientes de italianos que viven en Rosario”.

La gestión del proyecto, recordó, estaría a cargo de una sociedad anónima integrada por compañías de ese origen peninsular y también empresarios locales. “Estamos plasmando una idea que empezó a gestarse hace 20 años y que se ha hecho realidad”, expresó el diplomático.

El tiempo mostró lo contrario, pero hoy el nuevo impulso volvió a instalar las esperanzas. 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS