La ciudad

El paro docente fue más fuerte en escuelas públicas y dejó miles de chicos sin comer

El primer día fue dispar el acatamiento en las privadas. Hubo comedores en los que no se pudieron preparar las raciones porque estuvieron cerrados.

Miércoles 27 de Marzo de 2019

La primera jornada de paro docente plasmó una postal no tan monolítica en Rosario, donde las escuelas públicas estuvieron cerradas pero en varias privadas se dictaron clases con normalidad. Además, en más de una decena de comedores escolares los chicos se quedaron sin comer porque las directoras no abrieron los establecimientos, al tiempo que la Cocina Centralizada de Granadero Baigorria distribuyó 10 mil platos menos que en días sin medidas de fuerza.

Mientras tanto, los maestros protagonizaron una masiva marcha en la ciudad de Santa Fe (ver aparte), donde quedó en evidencia el malestar por la última propuesta de aumento salarial que ofreció el gobierno provincial.

Tal como anticipó La Capital, la conjunción de los paros de empleados estatales y docentes tuvo su efecto en los comedores que funcionan dentro de las escuelas. Es que si bien UPCN y ATE habían decidido hacer paro sin concurrencia a los lugares de trabajo, luego esa decisión mutó y se definió dejar guardias mínimas para poder servirles un sándwich y una fruta a los chicos. El dato no es menor si se tiene en cuenta que, para muchos, ese es el único alimento que ingieren en el día.

No obstante, los delegados gremiales de UPCN (sindicato que nuclea al 70 por ciento de los asistentes escolares) habían dejado en claro que si las directoras no abrían las puertas de las escuelas, no se iban a poder habilitar los comedores.

Y esa advertencia finalmente se plasmó ayer. Ejemplo de esto fue lo que sucedió en la Escuela Nº 1.279, de Laprida al 6300, que funciona como centro desde el cual se distribuyen las raciones a seis escuelas más.

Allí, la dirección se adhirió al paro docente y no abrió las puertas, por lo cual los asistentes escolares no pudieron elaborar las raciones frías para 1.200 chicos.

No fueron los únicos que se quedaron sin comer. Un gran porcentaje de los alumnos que reciben los alimentos que se elaboran en la Cocina Centralizada de Granadero Baigorria siguió el mismo camino.

De acuerdo a datos del Ministerio de Educación, esa cocina preparó ayer 3 mil raciones, cuando en días sin huelga elabora 13 mil. Los platos fríos llegaron a 30 de las 53 escuelas que abastece normalmente.

Adhesión dispar

Teniendo en cuenta lo que sucedió ayer, resta saber si hoy los directores abrirán las escuelas en las que funcionan los comedores escolares. Los asistentes, en tanto, anticiparon que volverán a presentarse para ver si pueden elaborar las raciones frías.

Mientras tanto, en los colegios privados, cuyos docentes pertenecen al Sadop, la primera jornada de paro docente no fue tan contundente.

En el radio céntrico, al menos en una decena de colegios estaban ayer dictando clases. En el listado se anotaban Edmondo De Amicis, Brigadier López, Maristas, Sagrado Corazón, Nuestra Señora del Huerto y Cristo Rey, entre otros.

La postal de chicos con mochilas y transportes escolares en la puerta de los establecimientos contrastó con la nula actividad que se observó en las escuelas públicas, donde el gremio Amsafé se mostró más monolítico.

La marcha en Santa Fe, en tanto, fue masiva, al igual que la de los empleados del Estado provincial y municipal en Rosario (ver página 4).

En esta ciudad, el paro médico motivó que los 80 dispensarios que están distribuidos en los barrios permanecieran cerrados, con la consiguiente reprogramación de miles de turnos (ver página 5).

Por su parte, en el centro, el operativo policial logró que esta vez no se plasmaran las peligrosas escenas de la semana pasada, cuando una hilera de vehículos circuló por la peatonal San Martín para evitar un piquete. Es cierto, los uniformados tuvieron ayer la fortuna de que no hubo piquetes sorpresa.

Así las cosas, estatales provinciales y municipales, médicos y docentes emprenderán hoy la segunda jornada de paro en el marco de un conflicto que por ahora no avizora solución.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});