La ciudad

El nuevo sistema de colectivos funcionará a pleno a mitad de 2019

La intendenta adjudicó finalmente ayer el servicio a las flamantes empresas prestatarias: El Cacique, Rosario Bus y la estatal Movi.

Miércoles 29 de Agosto de 2018

La intendenta Mónica Fein adjudicó ayer el nuevo sistema de transporte a las empresas El Cacique (Mendoza), Rosario Bus (actual prestataria) y Movi (la firma pública que absorberá a La Mixta y Semtur). La decisión abrirá las puertas a un nuevo esquema circulatorio con líneas troncales, barriales y trasbordos entre unidades, aunque para eso habrá que esperar un año.


Las autoridades plantearon una puesta en marcha en tres etapas que llevará los plazos de implementación plena del nuevo sistema al segundo semestre de 2019.

Los vaivenes de la economía nacional, el traspaso de los subsidios de la competencia nacional a la provincial, la incorporación de beneficiarios sociales a través de la nueva tarjeta Sube en el sistema rosarino y el arribo de unidades cero kilómetro serán los desafíos que el transporte local deberá atravesar a lo largo de esta transición.

El proceso había comenzado en octubre de 2014 con el envío del proyecto de la Intendencia al Concejo para su aprobación, algo que los ediles concretaron en septiembre de 2015. El 5 de abril de 2016 se abrió el proceso de ofertas y en septiembre del año pasado se anunciaron los ganadores. La adjudicación llegó casi un año después

El nuevo transporte prevé una concesión de diez años, con opción a otros tres y dos más. El cambio sustancial será en el esquema circulatorio. Habrá una red primaria, de 9 líneas y una secundaria de 23 líneas. Una barrial de 8 líneas interconectará distintos sectores de la misma zona. Se propone que haya 826 colectivos, 25 de ellos articulados y 50 trolebuses. Otra innovación: con una misma tarifa y por el lapso de una hora (de día) y dos horas a la noche, se podrán hacer trasbordos y combinaciones entre líneas.

Paso a paso

Ayer comenzó a correr un plazo de 120 días para la implementación de la primera etapa, que consiste en la incorporación de unidades en función del pliego para mejorar la calidad y frecuencia del sistema y desde diciembre llegarán algunos nuevos colectivos.

El escenario cambiante de la economía también modificó la inversión. Si a comienzos del llamado licitatorio cada colectivo costaba 2,5 millones de pesos, su precio trepó a los 4,8 millones de pesos.

Cada unidad deberá contar con piso bajo y rampas retráctiles, aire acondicionado frío-calor, espacio para sillas de ruedas y coches de bebés, caja de velocidad automática y motor trasero, pantallas led con información dinámica en el interior, sistema de audio que anunciará las paradas más relevantes y combinaciones posibles, asientos reservados y escritura braille en botones de solicitud de parada.

Los choferes del actual sistema pasarán a las nuevas prestadoras conservando la antigüedad y condiciones laborales.

En la segunda etapa se prevé la incorporación de la tarjeta Sube, la cual convivirá entre 4 y 6 meses con la actual tarjeta Movi. La Sube incorporará otras prestaciones como el 55 por ciento de descuento en la tarifa a personas que cobran la Asignación Universal por Hijo (AUH), a quienes cobren seguro de desempleo, jubilados y pensionados, excombatientes de Malvinas y empleadas domésticas.

La empresa Movi tendrá a su cargo la zona norte, El Cacique SA tomará el sector noroeste y sudoeste y Rosario Bus asumirá el servicio en el oeste y el sur.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario