La ciudad

El niño supuestamente abusado no mostró comportamiento extraño

Así lo expresaron la directora y dos maestros de la Escuela 1.318, ubicada en Saavedra al 6100, al declarar ayer como testigos en la causa abierta por el hecho ocurrido la semana pasada.

Miércoles 10 de Junio de 2015

La directora y dos maestros de la Escuela Nº 1.318 indicaron que no advirtieron ninguna señal extraña en el comportamiento del niño de 7 años cuya madre denunció que fue abusado sexualmente en el baño de la institución por un grupo de alumnos de los últimos grados. Los docentes declararon ayer como testigos en la causa abierta en el Juzgado de Menores Nº 4, a cargo de María Dolores Aguirre Guarrochena, donde aún se espera recibir el informe de los médicos que revisaron al chiquito. El colegio volverá a retomar su actividad recién mañana con un nuevo equipo directivo y personal de la Policía de Acción Táctica (PAT) custodiando el ingreso.

La denuncia que la mamá del menor radicó en el Centro de Asistencia a la Víctima la semana pasada sacudió a la comunidad de la escuela de Saavedra al 6100, en el oeste de la ciudad, donde unos 700 chicos cursan desde primero a séptimo grado. Por el presunto abuso sexual del niño, la mujer acusó a ocho alumnos de los últimos grados del colegio desatando un conflicto que trascendió los límites del establecimiento educativo.

Con el objetivo de descomprimir esta situación, desde la regional local del Ministerio de Educación se dispuso separar de su cargo a la directora y las vices del colegio, reemplazándolas por un equipo externo que tendrá a su cargo "normalizar" la vida institucional.

En la Justicia. Aguirre Guarrochena tomó ayer declaración como testigos a la directora del establecimiento (actualmente separada del cargo) y a los maestros de primero y séptimo grado. Del contenido de los testimonios apenas trascendió que los docentes volvieron a afirmar que no advirtieron nada extraño en el comportamiento del niño.

La magistrada también indagó sobre la rutina escolar, los espacios compartidos por los alumnos durante los recreos y el control ejercido en estos lugares.

Fuentes judiciales indicaron que la causa está caratulada como "NN sobre abuso sexual", de todas formas están pendientes aún dos pruebas fundamentales: los informes escritos de los médicos que revisaron al menor y la declaración del niño en cámara Gesell.

De regreso. La escuela retomará su actividad mañana, durante la jornada de hoy los docentes tendrán un encuentro con profesionales de los equipos socioeducativos del Ministerio de Educación  provincial.

La titular de la delegación VI de Educación, Marta Díaz, explicó que la denuncia del supuesto caso de abuso hizo estallar también "problemas de enfrentamientos entre los propios padres", un aspecto sobre el cual deberá trabajar el nuevo equipo directivo.

"Los docentes tendrán hoy una jornada con profesionales con experiencia en este tipo de situaciones donde analizarán las estrategias para retomar las actividades. Porque hay que llevar tranquilidad a los padres y a los chicos", sostuvo la funcionaria.

Al frente del establecimiento no sólo estarán los nuevos directivos, sino también los supervisores y un equipo de profesionales "que permanecerán en la escuela el tiempo que haga falta", sostuvo Díaz.

Además, a pedido de los docentes, efectivos de la Policía de Acción Táctica custodiarán la manzana del establecimiento para evitar posibles enfrentamientos entre los padres de los alumnos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS