La ciudad

El municipio va por crédito externo para un ambicioso plan de infraestructura

Presentarán proyectos para financiar 260 millones de pesos en trabajos a realizar en la franja costera sur. El plan oficial apunta a mejorar La Mandarina, El Mangrullo y el brazo seco del Saladillo.

Lunes 07 de Abril de 2014

La Municipalidad va nuevamente a la carga por la toma de crédito externo ante el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Por eso, una comitiva oficial emprenderá gestiones ante la Nación para que Rosario sea incluida en el préstamo que el gobierno de Cristina Kirchner consiguió por 274 millones de dólares. En concreto, los funcionarios socialistas presentarán proyectos para financiar 260 millones de pesos en obras de infraestructura en los barrios La Mandarina y El Mangrullo, el saneamiento del brazo seco del arroyo Saladillo y el mejoramiento para 650 familias de la zona.

"Hay una puerta abierta, y este proyecto ya está conversado con el banco. Estamos en busca de financiamiento internacional. Rosario tiene antecedentes para mostrar", indicó a La Capital el subsecretario de Hacienda municipal. Guido Boggiano.

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, acompañado por el ministro de Economía nacional, Axel Kicillof, participaron días atrás en Costa Do Sauipe (Brasil) de gestiones en la asamblea del BID.

Como resultado de esas tratativas, el gobierno nacional firmó préstamos con el organismo multilateral por 278 millones de dólares y financiamiento por otros 660 millones para este semestre. El primer tramo acordado entre el BID y la Casa Rosada financiará obras de infraestructura en municipios y becas para investigadores.

En ese marco, Rosario volverá a insistir con una línea de crédito para emprender el mejoramiento integral de la franja costera sur.

El proyecto plantea la puesta en valor de Nuestra Señora del Rosario, desde la cortada Mangrullo hasta la zona en la que se encuentra el barrio La Mandarina.

Los 260 millones de pesos también servirán para el saneamiento de los márgenes del brazo seco del Saladillo (reservando 5 hectáreas de espacio verde público), el reordenamiento de asentamientos irregulares y clubes de la costa y la consolidación del frente costero con espacio público.

En ese último punto, se podrían sumar 2,5 hectáreas de espacio verde ribereño, la construcción y puesta en funcionamiento de un mercado de pescadores como una alternativa de sostenibilidad y generación de empleo e inserción social y, finalmente, un programa de mejoramiento barrial que implica un trabajo conjunto con cerca de 650 familias que habitan en esa zona de la ciudad, ya sea por relocalización o mejora de hábitat.

También se incluye la construcción de desagües pluviocloacales y la solución definitiva de los efluentes de las industrias frigoríficas radicadas en el sur.

Miembros de Hacienda municipal y de Relaciones Internacionales tienen previsto visitar varias oficinas de la Rosada (ministerios del Interior, de Economía y de Planificación).

Rosario fue uno de los dos grandes aglomerados del interior del país en ejecutar el crédito BID-Gau (Grandes Aglomerados Urbanos) por 64 millones de dólares.

Con ese empréstito se financió el nuevo Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca), la Maternidad Martin y los Centros de Distrito Sur, Centro, Noroeste y Suroeste. En materia de obras viales, se ejecutaron los nuevos ingresos a la ciudad por avenida Pellegrini, bulevares Oroño y Seguí y camino de los Granaderos.

Desde 2010, el Palacio de los Leones no accede a financiamiento internacional. El caso más resonante fueron los 20 millones de dólares solicitados ante el BID para el programa de cloacas.

Una señal que puede revertir la falta de acceso a fondos externos se dio días atrás, cuando se anunció un crédito por 12 millones de pesos del BID para la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana a los fines de avanzar con el plan de videocámaras, alarmas comunitarias y botones de pánico para casos de violencia de género.

Esa iniciativa tiene por objetivo el cumplimento del "Programa de mejora de la gestión municipal", que está destinado a "perfeccionar la capacidad de gestión de los gobiernos locales, para que éstos respondan de forma más efectiva a las necesidades de los ciudadanos".

El anuncio estuvo a cargo de Boggiano y del secretario de Control y Convivencia Ciudadana municipal, Pablo Seghezzo, entre otros funcionarios, quienes resaltaron que se apunta a "favorecer la participación ciudadana a través de herramientas municipales".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario