La ciudad

"El municipio se resiste a tratar el tema boliches con seriedad y responsabilidad"

El concejal de Unión PRO Federal Roy López Molina criticó a la Municipalidad por no tratar un tema que preocupa a los vecinos de Iguazú al 400, sobre la apertura de un local bailable.

Jueves 01 de Agosto de 2013

Ante la inquietud de vecinos de calle Iguazú al 400 bis sobre la posibilidad de la apertura de un local presuntamente bailable, el concejal de Unión PRO Federal Roy López Molina criticó a la Municipalidad por considerar que "se resiste a tratar el tema de la instalación de boliches con seriedad y responsabilidad, tomando medidas preventivas como debería ser y no dejando en manos de los propios vecinos la iniciativa de autoconvocarse ante la instalación de un emprendimiento que podría alterar su estilo y ritmo de vida".

"En ese sentido y teniendo en cuenta el trabajo codo a codo con los vecinos que terminó con el cierre definitivo de Esperanto, hemos presentado dos proyectos de ordenanza que esperemos sean tratados rápidamente por el Concejo Municipal: el cambio de los Registros de Oposición por Registros de Adhesiones para la radicación de locales de esta naturaleza, donde la opinión de los rosarinos tenga más peso", planteó el edil de Unión PRO Federal.

A su vez, señaló la la transformación de las "Zonas Promovidas" para la instalación de locales de diversión nocturna en "Zonas de Radicación Exclusiva" para este tipo de emprendimientos, alejadas de las áreas urbanizadas y que permitan operativos de control conjuntos que resulten preventivos y efectivos, "no como pasa ahora en la noche rosarina que a veces parece tierra de nadie", enfatizó.

"Nuevamente el municipio parece no querer ver lo que los rosarinos perciben por el solo hecho de vivir en un barrio determinado y es por ello que, como en el caso de Esperanto, vamos a bregar por lo mejor para el vecino y para que no se reiteren situaciones como la del boliche de Ovidio Lagos, donde murió un policía en un tiroteo", recordó López Molina

También señaló el caso del boliche ubicado en Alberdi y Canning, lugar en el que "las familias sufrieron un tormento hasta que el municipio se decidió a actuar o el reciente hecho de Baigorria y Molina, donde un suceso terminó con cinco chicos heridos tras una balacera en la puerta del boliche, hoy, pero ya tarde, clausurado", concluyó López Molina.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario