La ciudad

El municipio sale a marcarles la cancha a los cuidacoches

Una automovilista denunció que una mujer la agredió el sábado en la zona de La Fluvial. El secretario de Gobierno anunció que se empezará a accionar frente al lavado de vehículos en la vía pública.

Martes 09 de Septiembre de 2014

El secretario de Gobierno municipal, Fernando Asegurado, salió ayer a marcar la cancha en relación a los incidentes que a diario se generan entre los cuidacoches y los automovilistas que desean estacionar en los espacios no concesionados. "No está permitido el lavado de vehículos en la vía pública y vamos a incautar tarros con agua y tachos de ser necesario. Además, nuestro mensaje es que no existe tarifa en los lugares públicos y existe el 0800-444-0909 (Guardia Urbana, GUM) para denunciar casos de extorsión", enumeró el funcionario. Más temprano, la propia intendenta Mónica Fein había diferenciado entre "el emergente social que surge del cuidacoche de los mecanismos extorsivos en los que claramente hay que trabajar para eliminarlos".

El brutal ataque a una joven de 27 años ocurrido a las 2.45 del domingo pasado en la calle adyacente al complejo La Fluvial (zona de boliches) volvió a ponerles en la agenda de los funcionarios qué hacer con los cuidacoches.

"Estábamos por entrar a Wallas (un boliche en la zona). Eramos cuatro chicas en un Ford Ka. Cuando estacionamos y nos bajamos del coche, un trapito nos pidió 20 pesos. Le dimos 10 pesos para que se quede a mirarlo y luego le daríamos el resto. Pero de atrás saltó una mujer y nos increpó para que le entregáramos en el acto 30 pesos", comentó Yamila Salomón.

Como las amigas optaron por subirse al auto para ir hacia otro lugar, la cuidacoche no tuvo mejor idea que comenzar a insultarlas. Y a Salomón la tomó de sus cabellos y la zamarreó. Luego lanzó un rodillazo en dirección a su cara, pero la joven alcanzó a agazaparse y recibió el impacto en las piernas.

"Eso no fue lo peor: cuando le pedimos ayuda a un inspector de la Municipalidad, nos respondió negativamente con un dedo. Pese a los gritos de todas, ese agente en ningún momento se acercó para ver si necesitábamos algo ni llamó a la policía. No hizo nada. Hablamos de un empleado al que todos les pagamos el sueldo", comentó a La Capital Salomón.

El grupo ingresó finalmente al boliche y, a las 4, llamaron al 911 para denunciar lo ocurrido.

"Cuando salimos, la cuidacoches estaba ahí. Siento amargura e impotencia y, la verdad, tengo miedo de volver porque nadie hace nada", concluyó angustiada la joven docente, que ayer se quejaba de los moretones sufridos.

Reacción oficial. Lo cierto es que la jefa del Palacio de los Leones tampoco esquivó el tema.

"Una cosa es entender el emergente social que surge del cuidacoche, que nadie piensa como un trabajo formal, y otra son los mecanismos extorsivos en los que claramente tenemos que trabajar para eliminarlos", diferenció Fein.

Una vez más, la Intendencia rechazó la idea de formalizar la actividad. "No pensamos una ciudad donde cada calle tenga un cuidacoche supervisando el espacio público", dijo la intendenta a La Ocho, para luego agregar: "Lo que hay que prohibir son las actividades extorsivas o violentas y tratar de darles una alternativa de formalización en un trabajo".

En esa línea se explayó Asegurado ante La Capital. "La Secretaría de Control y Convivencia ha trazado líneas de acción que estamos llevando adelante: donde existe estacionamiento medido, no hay cuidacoches. Tampoco está permitido el lavado de autos en la vía pública, ya que los tarros con agua desmejoran el espacio de todos. Por ende, se retirarán esos tarros con agua para prohibir el lavado con autos", puntualizó el funcionario.

En el abordaje, Asegurado incluyó el 0800 de la GUM y el 911 de la policía provincial para realizar denuncias frente a una situación de extorsión.

Asimismo, reflotó la idea de cederles a organizaciones no gubernamentales (ONG's) o cooperativas, en casos puntuales o de espectáculos masivos, la opción de cobrar un precio generalizado por el estacionamiento,con el objetivo de beneficiar a una entidad de bien público. Esos son los casos de la rambla Catalunya o la Fiesta de las Colectividades.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario