La ciudad

El municipio prevé destinar $ 2 mil millones en seguridad urbana

Gran parte irá a mejorar la iluminación en los barrios. Los entornos de hospitales y universidades tendrán prioridad.

Sábado 08 de Diciembre de 2018

Con casi dos mil millones de pesos previstos para el 2019 en materia de seguridad, la mayor apuesta del municipio en paralelo a las acciones de las áreas de Control será mejorar los espacios públicos. Así lo señaló ayer el secretario de Hacienda de la Municipalidad, Gustavo Asegurado, y lo ratificó la secretaria de Ambiente y Espacio Público, Marina Borgatello. De hecho, con la relicitación del contrato de mantenimiento del alumbrado público, que implica seguir avanzando en el recambio del sistema de tecnología led en avenidas, parques y plazas, el incremento de la inversión en ese punto es del 70 por ciento respecto del 2018. "Los cambios en la calidad del espacio público, mejoran la condiciones de seguridad. Los espacios bien mantenidos, más limpios y mejor iluminados, son más habitables", aseguró Borgatello.

   El detalle de los fondos que se prevé destinar tanto para las áreas de control como a las mejoras y mantenimiento urbano lo dio el responsable de Hacienda. Asegurado recordó que en 2018 la inversión fue de 1.240 millones de pesos y se prevé que el año próximo se incremente a 1.888 millones de pesos en los mismos conceptos, lo que no incluye las licitaciones de servicios de seguridad privada ni la contratación de adicionales policiales que hace el municipio.

   El peso de esa inversión en el total de gastos proyectados es del 7,9 por ciento, apenas si se mueve del 7,4 por ciento que había significado durante este año.

   "Esos montos incluyen el funcionamiento de las áreas de control, pero fundamentalmente la mejora del espacio público, lo que genera mayor ocupación ciudadana y mejoras en los índices de seguridad de la ciudad", remarcó Asegurado.

Iluminados

Con la idea de que los espacios más habitables son más seguros, la secretaria de Ambiente y Espacio Público detalló que "hay servicios y mejoras que están directamente vinculados a la cuestión de la seguridad", y apuntó fundamentalmente a la poda y escamonda del arbolado, y sobre todo al servicio de alumbrado público, que tendrá en 2019 una inversión que será un 70 por ciento mayor que la de este año.

   El incremento, aclaró Borgatello, responde a la relicitación del servicio de mantenimiento, pero también del avance del recambio de tecnología al sistema led. En ese punto, detalló que se continuará avanzando en las avenidas, así como también en los centros comerciales a cielo abierto, los sectores con actividad nocturna y los entornos de universidades y efectores de salud, que "serán las prioridades".

   Los barrios también estarán incluidos, fundamentalmente los espacios verdes, y en ese sentido adelantó que está prevista la intervención en 40 plazas de diferentes distritos de la ciudad por fuera del centro.

   No sólo se trata del recambio a led, sino que además se incorporará "tecnología telegestionada", lo que significa que "el sistema se opera en forma centralizada. El mantenimiento y control de las fallas se puede hacer on line en tiempo real, lo que permite trabajar con mayor rapidez ante un problema, al mismo tiempo que se puede hacer un mantenimiento preventivo del sistema para anticipar las fallas", explicó.

   La optimización de los recursos también mejora, así como el consumo, indicó la funcionaria, y señaló que "en horas de baja de actividad se puede hacer una disminución de la intensidad del alumbrado, que si bien es casi imperceptible al ojo humano, tiene un alto impacto en el consumo y en las condiciones de ahorro de energía".

El control

El trabajo de las áreas de control, en muchos casos llevado adelante conjuntamente con fuerzas policiales y organismos provinciales de los ministerios de Seguridad y Justicia, así como de estamentos judiciales, también mantendrá sus ejes de trabajo en la seguridad vial y la circulación, en la liberación de los espacios públicos ocupados y en las intervenciones barriales.

   La calle y los operativos de control de vehículos, que se llevan adelante junto con la Policía, serán siendo una prioridad. Este año, sólo de lunes a jueves, de 0 a 6 de la mañana, en los últimos tres meses se incautaron 730 motocicletas, sin contar los vehículos que durante los fines de semana se remitieron a los corralones municipales en controles de alcoholemia y narcolemia; además de los controles específicos sobre remises que circulan sin habilitación, un número que se triplicó en los últimos años y que pasó de 128 remisiones en 2015 a casi 600 en lo que va de este año.

   También las picadas y carreras ilegales seguirán en la mira, un trabajo que en 2018 se llevó adelante conjuntamente con la Justicia y que en el caso de las que se realizaron en Oroño y Lamadrid terminaron con cuatro personas procesadas, tal cual lo recordó el secretario de Control y Convivencia, Guillermo Turrín.

   "Las liberaciones del espacio público también hacen a la seguridad, que va desde veredas ocupadas hasta usurpaciones de terrenos para evitar su consolidación", indicó el funcionario y destacó el trabajo que se llevá adelante junto con el Estado provincial y la Justicia en el marco del Plan Abre.

   En tal sentido, detalló que sólo en Grandoli y Gutiérrez, se liberó más de un centenar de sectores del barrio ocupados por construcciones irregulares. Y anticipó que está previsto avanzar en 2019 en otros barrios de la ciudad, como Bella Vista.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});