La ciudad

El municipio lanzó recomendaciones para evitar sufirir golpes de calor

En el caso de los chicos, se propone ofrecerles agua o jugos naturales en forma frecuente, evitar líquidos o comidas calientes o pesadas. Además se recomienda mojarles el cuerpo con frecuencia.

Domingo 17 de Enero de 2016

El golpe de calor afecta a personas de cualquier edad, especialmente ancianos y niños. A fin de hacerle frente a las altas temperaturas, el municipio lanzó una serie de recomendaciones para evitar sufrir los golpes de calor.

Para ello, recomiendan ingerir alimentos frescos y livianos y mantenerse hidratado. "La deshidratación se produce ante la disminución de agua y sales del organismo, por lo tanto, hay que aportar líquidos y sales a través de las bebidas y alimentos, sin esperar a tener sed", explican desde la web de la Municipalidad

Los síntomas. Dolor de cabeza, náuseas, temperatura corporal elevada, confusión, pérdida de conciencia, respiración y pulso débil y piel enrojecida, caliente y seca son algunos de los síntomas de los golpes de calor. Ante la aparición de cualquiera de estas señales, es indispensable evitar automedicarse con antifebriles o friccionar la piel con alcohol; y por el contrario, consultar al médico.
 
La población con mayor riesgo son los menores de 5 años. Y más aún los menores de 1 año. También los adultos mayores, quienes padecen enfermedades crónicas, cardíacas, renales, mentales o neurológicas; niños con fiebre por otra causa o diarrea; niños obesos o desnutridos y aquellos que tienen la piel quemada por el sol también forman parte de este grupo.
 
Prevención. En el caso de los chicos, se recomienda ofrecerles agua o jugos naturales en forma frecuente sin esperar a que los soliciten. En los lactantes, dar el pecho más seguido. Además no dar líquidos o comidas calientes o pesadas; bañarlos o mojarles todo el cuerpo con frecuencia; y proponer actividades tranquilas y evitar juegos intensos. También evitar que transiten y jueguen expuestos al sol, menos aún en horario del mediodía o a la tarde temprano. Si deben permanecer bajo el sol, ponerles sombreros y usar protectores solares; vestirlos con ropa holgada, liviana, de algodón y colores claros; y nunca dejarlos dentro de un vehículo estacionado y cerrado.
 
Para adolescentes y adultos se pide no consumir bebidas con alcohol, ya que aumentan la temperatura corporal y la pérdida de líquido. Se recomienda aumentar el consumo de líquidos sin esperar a tener sed para mantener una hidratación adecuada; evitar esfuerzos físicos o actividades deportivas exigentes; y sentarse y descansar cuando sientan mareos o fatiga.
 
Desde el municipio recuerdan además teléfonos útiles como el del Sies (107), la GUM (0800 444 0909) y el del Pami (139).
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario