Pandemia

El municipio estudia exigir el uso del barbijo en todos los espacios públicos

Hasta ahora es obligatorio en el transporte y en locales cerrados. Aseguran que el cumplimiento es "altísimo".

Miércoles 06 de Mayo de 2020

El distanciamiento social, el lavado de manos y el uso de barbijos caseros son las tres rutinas preventivas que llegaron con la pandemia y, según advierten epidemiólogos, deberán quedarse todavía un tiempo más. Sobre todo si a partir del domingo se suman actividades exceptuadas de la cuarentena. En ese nuevo escenario, desde el municipio estudian extender la obligatoriedad del uso del tapabocas en todos los espacios públicos. Actualmente, el uso de mascarillas en comercios, oficinas y colectivos, es "altísimo", señaló la secretaria de Control y Convivencia del municipio, Carolina Labayrú. En los centros de salud de los barrios, los médicos intentan promocionar sus beneficios, pero sobre todo la consigna de "cuidarse entre todos".

En Rosario, el uso de barbijos caseros para prevenir el contagio de coronavirus comenzó a implementarse hace unos 20 días para realizar actividades autorizadas por la excepción al aislamiento social, preventivo y obligatorio en el transporte público (colectivos, taxis y remises) y en el interior de locales comerciales. También para dependencias de atención al público, bancos y en situaciones en que no es posible garantizar el distanciamiento, incluidas las filas de personas que se formen esperando para ingresar a algún edificio.

A partir de la posibilidad de flexibilizar la cuarentena durante la semana próxima, en el municipio se comenzó a analizar la aplicación de nuevas estrategias para prevenir que la mayor circulación de personas produzca un incremento de los contagios. Entre estas, la de extender la obligación de usar tapabocas a todas las personas que circulen por el espacio público.

>> Leer más: El barbijo, un accesorio vital que llegó para quedarse

"Es una buena opción que estamos analizando", indicó la secretaria de Control y Convivencia. Y destacó que el uso del tapabocas entre la población es "altísimo", tal como lo demuestra el resultado de los operativos implementados en la calle. Verificar el uso del tapabocas es un objetivo que tienen los agentes municipales que participan de fiscalización del transporte público y de comercios e industrias. "En taxis, remises y colectivos no tenemos actas de infracción por este tema, hay apenas tres o cuatro actas labradas en comercios. Pero no más que eso, el uso es realmente alto", señaló la funcionaria.

Las multas por el no uso de este elemento de protección oscilan entre los 1.500 y los 72 mil pesos, pero en la calle parece pesar más el temor a contagiarse que el costo del castigo lo que explica el uso de las mascarillas.

"Que lo usen todos"

"El barbijo casero es un elemento que reafirma la protección de la persona que lo utiliza como de quien está ubicada enfrente. Lo importante es que lo usen todos y que lo usen bien", destacó Julio Befani, profesor de la cátedra de infectología de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNR y uno de los especialistas que asesora al Ministerio de Salud provincial desde el inicio de la pandemia.

El especialista prefiere no hablar de tapabocas, sino de "tapa nariz-boca-mentón" y remarcó que un barbijo mal colocado "es lo mismo que la nada". Entre otros puntos, dijo que no es lo mismo que un pañuelo o una bufanda, que debe contar con varias capas de tela y sobre todo una hoja de papel (servilleta o rollo de cocina) doblada en el medio, o también un paño tipo Ballerina "que brinden una buena protección, pero que al mismo tiempo permitan respirar".

Según advirtió, "acostumbrarse a usarlo siempre al salir de casa y cada vez que me bajo del auto" y al final del día "lavarlo con agua y jabón"; pero advierte que estos cuidados no reemplazan a organizarse para salir del hogar solo una vez al día ("no andar entrando y saliendo"), ventilar los ambientes, lavarse las manos con agua y jabón y evitar tocarse la cara.

"Vamos a convivir con los barbijos todo el tiempo que dure esta enfermedad. Ni sabemos cuánto tiempo, es una situación que evoluciona a diario y que es muy flexible. Recién ahora estamos entrando en días más fríos, cuando se incrementan las afecciones de tipo respiratorias y veremos qué sucede con las infecciones por Covid", explicó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario