La ciudad

El municipio dio marcha atrás con las clausuras de 900 locales

"Las intimaciones fueron desacertadas", dijo el secretario de Control. Aclaró que se buscó "individualizar" a quien administra las galerías.

Domingo 24 de Junio de 2018

El municipio dio marcha atrás con las advertencias de clausuras a unos 900 locales que funcionan en galerías céntricas de la ciudad por presuntas fallas en la habilitación. El secretario de Control y Convivencia Ciudadana, Guillermo Turrin, admitió que las intimaciones efectuadas fueron "desacertadas" y negó que se haya pensado en cerrar esos espacios comerciales por cuestiones de forma.

De inmediato aclaró que sólo se buscó "individualizar a los administradores de los consorcios", que son los responsables de los espacios comunes.

De esta forma, la Intendencia llevó tranquilidad a los comerciantes del casco histórico que funcionan en unas 30 galerías céntricas de la ciudad, quienes recibieron intimaciones del Tribunal de Faltas para cambiar el encuadre de la habilitación como centro comercial y no ya como propiedad horizontal, bajo apercibimiento de clausura.

"Nunca estuvo bajo análisis la hipótesis de una clausura y menos de 900 locales en un contexto económico tan complejo como el que vive el país y los pequeños y medianos comerciantes", aclaró Turrin.

Según el funcionario municipal, "la premisa básica que impartió la intendenta (Mónica Fein) es facilitar todos los trámites burocráticos a los comerciantes para sostener la actividad económica en esta coyuntura tan complicada".

En la misma línea se expresó en redes sociales el secretario de Gobierno, Gustavo Leone. "No vamos a clausurar locales comerciales y menos aún en este momento de caída en la actividad económica y empleo. Acompañaremos a los comerciantes dando recomendaciones y tiempos que fueran necesarios para mejorar su actividad", señaló en su cuenta personal en Twitter.

"La decisión política es que no habrá ningún cambio de encuadre e insisto en que no se clausurará ningún comercio", agregó el titular de la cartera política local.

En la misma red social se expresó al respecto el concejal justicialista Eduardo Toniolli.

"Por la cantidad de multas idénticas a las que tuvimos acceso, evidentemente hubo una decisión de algún área, que ni siquiera se fundó en la normativa vigente. Me parece correcto que se dé marcha atrás", posteó el concejal del PJ.

Turrin admitió que las intimaciones "fueron desacertadas desde el punto de vista administrativo. El tema ya se conversó entre los propios comerciantes y la directora del Distrito Centro", dijo, pero siguieron llegando notificaciones. "Fue por una cuestión automática del procedimiento burocrático", apuntó el secretario de Control.

El funcionario remarcó que las intimaciones "quedaron sin efecto y no habrá ningún tipo de sanción" para quienes eventualmente no regularicen la situación.

Según el titular de la Secretaría de Control y Convivencia, "lo único que se intentó hacer fue individualizar a los administradores de los consorcios para poder fiscalizar allí el cumplimiento de temas administrativos en los espacios comunes de las galerías, como los baños y los sótanos".

Turrin apuntó que de ser necesario se convocará a los comerciantes y los administradores a una reunión para dejar en claro el asunto.

Desde el Ejecutivo indicaron que "a veces los inspectores actúan con un criterio reglamentarista que se aleja de las líneas políticas que se trazan desde el gobierno municipal" y serán dejadas sin efecto.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario