La ciudad

El municipio desalojó a vendedores de las peatonales pero muchos regresaron

En el segundo dia del paro de los trabajadores municipales en reclamo de un aumento salarial, la intendencia dispuso que el propio titular de la Guardia Urbana Municipal, Claudio Canalis, saliera a realizar un operativo en persona para evitar que los vendedores ambulantes copen las peatonales con sus puestos.  La medida generó el rechazo y hubo cruces con los funcionarios municipales. 

Miércoles 29 de Octubre de 2008

Rosario- En el segundo dia del paro de los trabajadores municipales en reclamo de un aumento salarial, la intendencia dispuso que el propio titular de la Guardia Urbana Municipal, Claudio Canalis, saliera a realizar un operativo en persona para evitar que los vendedores ambulantes copen las peatonales con sus puestos.  La medida generó el rechazo y hubo cruces con los funcionarios municipales. Algunos vendedores acataron la orden y se trasladan hacia otros lugares públicos. Pero algunos se van y regresan cuando pasa la inspección.  

En declaraciones a Canal 5 esta mañana, Canalis señaló que "estamos tratando de volver a la normalidad la zona de las peatonales que, como sabemos, los días de paro estan invadidos de vendedores ambulantes. Así que salimos con el director de Inspección, Luis Baita, y personal de la seccional 2ª para pedirles a los vendedores que, como no tienen autorización para vender en el lugar, retiren sus cosas. Y hasta ahora se han levantado unos 15 puestos. Respetamos el derecho de paro que tiene el personal pero la ciudad sigue su vida y esto hay que normalizarlo porque todo lo que genera caos genera inseguridad. Además hay una competencia desleal con los comerciantes de las peatonales".

"Esto es una resolución que la tomó el intendente en persona para que se llevara adelante este operativo. El mismo se realizará durante todo el día, en distintos horarios. Trataremos de que no se vuelvan a instalar nuevos vendedores", abundó, aunque destacó que con respecto al tránsito es más complicado realizar operativos.

Por su parte, los vendedores ambulantes reclaman el derecho a trabajar. "Nosotros acá nos vamos a quedar, si yo vengo a laburar no a poner la mano para que la gente me dé de comer en la boca. Yo mañana no los molesto más, pero hoy hay paro y yo quiero laburar", se quejó un vendedor, mientras Luis Baita intentaba convencerlo de que lo que estaba haciendo era ilegal porque no contaba con autorización.  

Segundo día de paro

Los trabajadores municipales cumplen hoy su segunda jornada de inactividad en el marco de un paro por 48 horas en reclamo de un aumento salarial del 10% que se inició ayer con un significativo acto en la plaza 25 de Mayo, frente al Palacio de los Leones, y cuyos discursos fueron de un tono altamente crítico hacia las autoridades municipales. Esperan algún tipo de llamado a retomar el diálogo.

Ayer los cuestionamientos arreciaron contra el intendente Miguel Lifschitz y su secretario de Gobierno, Horacio Ghirardi. Al primero lo volvieron a comparar con el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, mientras que desde la Festram dijeron que el mandamás del municipio local “está ensuciando la memoria de estos mártires”, al referirse a los dirigentes socialistas Juan B. Justo, Alicia Moreau de Justo y Alfredo Palacios.

El paro de los municipales, que reclaman el 10 % de aumento salarial –al igual que lo que otorgó el gobierno de Hermes Binner- se extenderá hasta esta medianoche. El viernes, en caso de no haber soluciones en el medio o un llamado de parte de intendentes y presidentes de comunas a retomar el diálogo, se realizará un plenario de delegados de la Festram para determinar los pasos a seguir.

Una de las medidas que asoma en el horizonte en caso de no haber respuestas positivas al pedido de los municipales es la instalación de una carpa permanente frente al Palacio de los Leones. De todos modos, y a pesar del fuerte tono de los discursos, los dirigentes del gremio se mostraron ayer confiados en que se llegue a una nueva instancia de diálogo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario