La ciudad

El municipio culpa a los trabajadores de hacer fracasar las negociaciones

Lo aseguró el secretario de Gobierno, Horacio Ghirardi, quien dijo no entender la medida de fuerza por 48 horas dispuesta para mañana y pasado. “Aquí hay una imposición del gremio. O se acepta lo que el gremio dice o se va al paro por el tiempo que sea”, aseguró el funcionario, quien cuestionó la metodología y destacó que no se valora el esfuerzo hecho por municipios y comunas por lograr mejoras salariales.

Martes 30 de Septiembre de 2008

Rosario- El secretario de Gobierno, Horacio Ghirardi dijo esta mañana no entender la medida de fuerza por 48 horas dispuesta para mañana y pasado. “Aquí hay una imposición del gremio. O se acepta lo que el gremio dice o se va al paro por el tiempo que sea”, aseguró el funcionario, quien cuestionó la metodologia y destacó que no se valora el esfuerzo hecho por municipios y comunas por lograr mejoras salariales.

En declarciones a LT8, Ghirardi se quejó esta mañana de la actitud tomada por los trabajadores muncipales provinciales y al ser consultado sobre si seguirá el diálogo indicó: “La verdad es que lo veo muy difícil porque una vez más los gremialistas ratificaron el paro sin abrirse a un diálogo maduro y sincero. Y ayer el plenario de intendentes y presidentes comunales mostró su clima de malhumor y se resolvió solicitarle a la secretaría de Municipios y Comunas que no vuelva a convocar a la mesa paritaria hasta tanto la Festram no levante sus medidas de fuerza. Es imposible seguir dialogando con la presión del paro, un paro que parecía estar premeditado. Se hizo una medida escalonada, de 24 horas, 48, 72 horas y después no sé con qué seguirán. Esto causa mucho malestar porque la sensación entre los intendentes y presidentes comunales es que no tiene sentido hacer el esfuerzo financiero que se está haciendo. Nos esforcemos o no por pagar el incremento salarial, igual habrá paro”.

“Se arrancó con una propuesta de 5% sobre la primera base de negociacion de 2008, luego se la mejoró y los intendentes analizaban otras propuestas de diálogo”, abundó el funcionario del gobierno de Lifschitz. “Pero con estos paros y algunas movilizaciones duras no nos parece que sea la manera de avanzar en el diálogo. Parece que son los propios trabajadores los que hacen fracasar la negociación paritaria. En Rosario hemos otorgado un 30,4% de incremento salarial y estamos proponiendo un 5% en un año en que se estima que la inflación rondará entre un 21 o un 22 %. Por eso no entendemos esta actitud dura de volver al paro y de complicar tanto las negociaciones”, agregó.

“Aquí hay una imposición del gremio –destacó-. O se acepta lo que el gremio dice o se va al paro por el tiempo que sea. Ayer notaba en el plenario una mezcla de bronca, decepción e impotencia. Porque muchos intendentes, incluso en Rosario, han dejado sus finanzas muy complicadas debido al esfuerzo por recomponer salarios”.

Consultado sobre cómo afectará a nuestra ciudad la medida de fuerza, Ghirardi señaló que “los servicios mínimos deben estar garantizados, como la salud, el tránsito, Defensa Civil. Espero que el gremio respete esto y lo haga con responsabilidad. Es indudable que el paro siempre afecta la calidad de vida de la ciudad pero esperemos que ante una situación de emergencia tengamos las guardias mínimas garantizadas”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario