La ciudad

El municipio ahora contrata camiones volcadores para recoger la basura de las calles

Las unidades recorren sectores críticos, como la zona oeste, ante la escasez de contenedores y el desborde de residuos. Desde el municipio reconocieron los inconvenientes.

Sábado 05 de Marzo de 2016

Las consecuencias en la falta de contenedores que la propia intendenta Mónica Fein admitió ayer en el Concejo Municipal tuvo su correlato directo. El subsecretario de Espacio Público, Juan José Di Pollina, reconoció que se incrementó el servicio "complementario" de camiones volcadores y cangrejo que recolectan los desbordes de basura alrededor de los recipientes metálicos. Se trata de vehículos de gran porte con operarios que retiran el residuo arrojado en el piso, vereda y espacios verdes, que refleja la escasez de equipamiento en algunos sectores de la ciudad.

"De aquí a diciembre se repondrán 2 mil contenedores", prometió el funcionario y consideró que el servicio de recolección "está en una transición".

"Se hacen servicios con camiones abiertos o almeja con operarios o pala mecánica, a cargo tanto de las firmas concesionarias como de Sumar. Y si bien se utilizan para cosas puntuales, ahora se están usando más los complementarios por los inconvenientes que se presentaron. Usualmente se destinaban a asentamientos donde no hay contenedores, pero es cierto que ahora se acentúa", indicó Di Pollina a LaCapital .

Los camiones de refuerzo no constituyen un servicio adicional y son parte de la ecuación económica que pagan las propias empresas. "Sí, en zona oeste hay puntos críticos, hay que reponer 2 mil nuevos contenedores", indicó Di Pollina.

A pulmón. La Capital apreció ayer los inconvenientes en la recolección. Tres operarios con chalecos refractarios verde y naranja flúo se encargaron de levantar las bolsas de consorcio negras y la basura desparramada en torno a un envase metálico verde en la avenida Presidente Perón.

Frente al Distrito Oeste (desde Felipe Moré por Presidente Perón hasta las vías del ferrocarril) la postal era idéntica: dos contenedores rebalsados de bolsitas y "decorados" de ramas, escombros y restos domiciliarios.

Las quejas de los vecinos no se hicieron esperar. Omar tiene su comercio en Lima y Valparaíso. "El contenedor vive rebalsado de basura, esto ocurre desde hace 4 meses. Y no lo sacan", se quejó ante la consulta de este diario.

En Viamonte y Gutenberg el contenedor se llena. "Hay uno sólo para un montón de gente y encima esta todo arruinado", comentó Alejandro, un joven vecino a pocos metros del Distrito Oeste.

Con carretilla en manos venía Pablo. "¿Basura? Siempre hay, pero hace tres meses está peor y lo que rebalsa, a veces lo levantan los propios vecinos", dijo el hombre con ropa de albañil.

Sobre el cálido y nuboso mediodía, Angel comía un sándwich en la esquina de Felipe Moré y Perón. El responsable del local de ropa estaba enojado. "Me dejaron el contenedor acá nomás, pero apenas se vacíe lo cruzo hasta el terreno desocupado de enfrente", dijo el joven revelando las historias del "volquete móvil" que deambula por todas las esquinas de la zona.

A pocos metros funciona la escuela Ceferino Namuncurá, justo frente al receptáculo metalizado desbordado de basura y con cubiertas, ramas, hojas y residuos alrededor. "Puse de mi bolsillo para mejorar la vereda, el árbol, pero las mejoras las hacemos nosotros. Acá hasta gatos y perros muertos encuentro acá adentro", alertó.

Desde el municipio afirman que las empresas anunciaron la llegada de 350 nuevos contenedores para los próximas semanas con el fin de mejorar el servicio. Aseguran que comenzarán a colocar contenedores de residuos metálicos de carga trasera de 1.100 litros de capacidad, tapa vasculante y apertura con pedal.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario