La ciudad

El Mundial de Fútbol jugó en contra del turismo rosarino durante el fin de semana largo

Con menos viajeros en todo el país, la ocupación hotelera en Rosario fue menor a la del feriado del 20 de Junio del año pasado. Se completó el 70% de las 9 mil plazas disponibles.

Lunes 23 de Junio de 2014

Como coletazo de la merma de viajeros en todo el país, Rosario recibió menos turistas durante el fin de semana largo del Día de la Bandera. Si bien el relevamiento de la Asociación Hotelera Gastronómica se terminará de procesar hoy, en la entidad estimaron que la ocupación alcanzó el 70 por ciento entre el viernes y el sábado pasados. Un número que dista del 85 por ciento registrado en 2013. La incertidumbre económica pero, sobre todo, la coincidencia del feriado con el Mundial de Fútbol, son los dos argumentos a los que se apela para explicar la disminución de visitantes.

Para la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came) el movimiento turístico generado por el feriado del 20 de Junio en todo el país, estimado en 429 mil personas, fue "muy bajo" (ver aparte).

El vicepresidente de la entidad, Elías Soso, consideró que Rosario no fue la excepción. "Igual que en el orden nacional, no se notó una gran presencia de turistas como en otros fines de semana largos", indicó y aseguró que el "consumo se concentró en la ropa deportiva vinculada con el Mundial y no alcanzó los niveles esperados".

El encuentro futbolístico permite explicar, para Soso, gran parte del poco brillo del feriado. "Se estima que entre 80 y 100 mil personas viajaron a Brasil, y eso se hace sentir en el mercado interno. Pero, además, para muchos quedarse en su casa a mirar los partidos fue mejor programa que salir de viaje", apuntó.

Con una historia ligada a la creación de la bandera, una celebración oficial con trascendencia nacional y una agenda de actividades culturales y deportivas que acompañan el festejo patrio, el 20 de Junio podría considerarse el feriado de la ciudad y, en los últimos años, la llegada de visitantes a Rosario fue en aumento.

La Asociación Hotelera Gastronómica de Rosario terminará hoy de procesar el relevamiento de ocupación realizado entre el viernes y el sábado pasados. Sin embargo, en base a las cifras del jueves que indicaban un nivel de reservas rasguñando el 65 por ciento, la gerenta de la entidad, María Eugenia Polito, calculó que se alcanzará el 70 por ciento de ocupación.

"Es una cifra que se registra pareja entre hoteles de mayor y menor categoría y apparts, porque se trata de un turismo más que nada familiar", sostuvo y consideró que "es un nivel de ocupación interesante, teniendo en cuenta las 9 mil plazas que hay en el sector".

El año pasado, el 20 de Junio cayó jueves y, feriado puente mediante, los días libres fueron cuatro. En todo el país se movilizaron 1.261.000 personas y la ocupación hotelera en Rosario llegó al 85 por ciento.

El secretario de Turismo del municipio, Héctor de Benedictis, señaló que se registra una caída del movimiento turístico en todo el país, sin embargo "Rosario no está entre las ciudades más perjudicadas". A su favor juegan, sostuvo, su buena conectividad terrestre y su cercanía con grandes centros urbanos como Capital Federal, Córdoba o Santa Fe.

Y resaltó que, si bien este último feriado largo hubo una retracción en la ocupación hotelera, la cantidad de visitantes se mantuvo, por lo que se pudo observar en las oficinas del ente de turismo y las propuestas culturales y deportivas que acompañaron la celebración patria. "Todos los espacios estuvieron repletos", subrayó.

De mesa en mesa. En Pichincha el fin de semana se notó un mayor movimiento. Y, según indicó el encargado del restó La Vie en Rose, Gonzalo Coronel, la diferencia la marcó la llegada de turistas.

"Con el comienzo del Mundial bajó mucho la actividad. La gente dejó de salir de noche los días hábiles y los fines de semana empezó a caer a partir de las 22, con lo cual se trabaja un solo turno. Pero el viernes y sábado pasados hubo un buen movimiento en bares y boliches que, sobre todo, trabajaron con gente de afuera", explicó.

En el paseo gastronómico de avenida Pellegrini, Mauricio Jurado pintó otro panorama. Si bien contó que allí también repuntaron las ventas el fin de semana, dijo que entre los clientes primó la localía.

"Fue un buen fin de semana. El viernes a la noche hubo un buen movimiento, lo mismo el sábado. Pero, a diferencia de otros feriados, se trabajó más que nada con gente de la ciudad", indicó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario