La ciudad

El misterio envuelve la muerte de un joven en pleno centro

Apareció sin vida la noche del 28 de enero con múltiples fracturas. Se pensó en un accidente, pero la causa está por archivarse. Nadie vio nada

Viernes 07 de Junio de 2019

A casi cinco meses de la muerte de Cristian Contrera en la esquina de 3 de Febrero y Entre Ríos, todo sigue siendo un gran misterio. Mientras la fiscal Mariana Prunotto se encamina a cerrar la causa ante el paso del tiempo y el hecho de no haber logrado “ningún tipo de información”, de acuerdo a los dichos que refirió a la familia, el padre de la víctima, su hermano Gabriel y su cuñada, Mariana Bolatti, se niegan a no saber cómo fue que el hombre de 42 años falleció en plena calle sin que nadie viera nada. Desde San Jorge, donde viven y de donde era oriundo Cristian, iniciaron una nueva movida a través de las redes sociales pidiendo testigos, pero además insistieron en el reclamo de Justicia.

   Eran casi las diez de la noche cuando el 28 de enero de este año Cristian llegó a la esquina donde perdió la vida. Como hacía poco que había llegado a Rosario a buscar trabajo y vivía solo en una pensión sobre calle Zeballos, a pocas cuadras de allí, nadie podía explicar a dónde se dirigía.

   Desde un primer momento y basado en los informes preliminares de la autopsia, la fiscal centró la principal hipótesis de la investigación en “un siniestro vial con un imputado en fuga”, basándose según explicó en “los elementos objetivos, como son las marcas en el cuerpo”.

   Es más, los informes médicos indicaban que el hombre había sufrido traumatismo de tórax, fractura en un brazo, fractura de pelvis y lesiones por arrastre, lo que indicaba que había sido atropellado. Incluso eso mismo fue lo que la fiscal le comunicó a la familia, pero en todos estos meses no hubo resultados en cuanto a la búsqueda de testigos, ni dieron algún indicio las pericias realizadas en el celular de la víctima.

“Nadie vio nada”

“Esquina céntrica, bares, estaciones de servicio, noche de pleno verano, pero nadie vio nada”, cuestiona la familia a través de un volante que comenzó a hacer circular a través de las redes sociales.

   Allí mismo, sobre una imagen de Cristian, indican que el 31 de mayo pasado la fiscal los citó para informarles que “había pasado un tiempo considerable y no se había encontrado ningún tipo de información, por ende cerraba la causa”.

   A contrapelo de esa decisión, el padre, el hermano y la cuñada de Cristian sostienen sin dudar que “hay cosas por hacer” y señalan que “el inconveniente es que no se pidieron las cámaras requeridas por la familia, no se citó a nadie a declarar a fiscalía, y demás cuestiones importantes para avanzar”.

   Con todo eso insisten en el pedido de Justicia, pero fundamentalmente exigen que la investigación y el intento de saber qué pasó la noche del 28 de enero, no sea abandonada.

   Además de plantear ese reclamo a la fiscal, la movida y el pedido a través de las redes sociales vuelve sobre la búsqueda de testigos y solicita que cualquiera que haya visto algo esa noche, se comunique con la Unidad de Homicidios Culposos de la Fiscalía Regional Segunda, ya sea personalmente en Montevideo 1968; o bien telefónicamente al interno 155 del 472-1898.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});