La ciudad

El mercado automotriz de Rosario sintió el cimbronazo que causó la suba del dólar

Las fábricas de autos "paralizaron la facturación" hasta ver cómo evoluciona la divisa estadounidense. En tanto, los repuesteros se quejaron porque "no hay precios reales y el panorama es incierto".

Martes 13 de Agosto de 2019

El sector automotriz es el que más rápido reaccionó ante la escalada del dólar, y es lógico, más del 70 por ciento de los componentes de los vehículos que se venden son importados. Armin Reutemann, titular de una de las concesionarias de Rosario, confirmó que la mayoría de las marcas "paralizó la facturación a la espera de ver cómo evoluciona el tipo de cambio".

En tanto, desde la Cámara de Repuesteros de Rosario advirtieron que, luego de la devaluación de hecho posterior a las Paso, "el panorama es incierto", y se quejaron de que "no hay precios reales ni entrega de proveedores".

En declaraciones al programa "Ricciardino 830" que se emite por La Ocho, Reutemann remarcó que "hoy la mayoría de las marcas, han paralizado la facturación de autos a los concesionarios a la espera de ver cómo se define hoy o mañana el tema del dólar, si sigue la escalada, se estabiliza o baja".

>> Leer más: El dólar subió dos pesos en Rosario y la city espera que hoy se "estabilice"

"Todos sabemos que los valores de los autos están relacionados a la cotización del dólar y las fábricas están esperando ver cómo siguen comercializando", explicó el empresario, y añadió: "Alguna marca ha anunciado que impondrá un aumento provisorio del 10 por ciento sobre los valores que había el viernes. El país entero está mirando qué sucederá hoy y mañana".


"Ayer fue un día convulsionado. En algún momento se calmarán las aguas".

Por su parte, Carlos Yamutti, representante de la entidad que nuclea a los repuesteros de Rosario, afirmó que el "panorama es incierto como en otras oportunidades en que sucedió algo parecido", y agregó: "Los proveedores no entregan sus productos. Tampoco hay precios reales. Cada uno se fija cómo puede actuar y defenderse de la mejor manera".

"Algunos pueden llegar a cerrar, porque no les conviene vender. En mi caso particular estoy vendiendo, pero no sé a qué precio voy a reponer y todavía no hay estimaciones", comentó alarmado Yamutti.

"Ayer fue un día convulsionado. Hoy no sabemos qué sucederá. En algún momento se calmarán las aguas. Veremos cómo viene el panorama, pero por ahora todo es muy incierto", concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario