La ciudad

El malestar entre los taxistas por los controles terminó en una gresca frente al Concejo

Mientras los concejales evaluaban el aumento de la tarifa, los taxistas protagonizaron incidentes frente al Concejo -con trompadas incluidas- y la Municipalidad afirmó que reforzará los controles a través de sistemas informáticos.

Lunes 27 de Agosto de 2012

Crece la tensión en la discusión por el aumento de la tarifa de los taxis que podría aprobarse esta semana en el Concejo acompañado por un paquete de medidas de control y sanciones para los choferes y titulares que no cumplan con el servicio público. Mientras se evalúan estas alternativas los taxistas protestaron frente al Concejo donde se produjeron algunos incidentes que terminaron con golpes de puños entre distintos grupos de choferes.

En principio el aumento prevé que en lo inmediato se incremente la tarifa un 30 por ciento mientras que el otro 14 por ciento subiría en noviembre. Pero estaría acompañado además de un plan para monitorear de cerca a los coches y garantizar el servicio.

El secretario de Servicios Públicos, Pablo Seghezzo, explicó que con la nueva metodología del estudio de costos exigirán “el cumplimiento del horario laboral de ocho horas mínimo y solamente 81 días improductivos al año que parece excesivo pero cuando uno ve los francos que son 52, más loa 14 días de licencia, más algún problema personal o por enfermedad o familiar que representa al 5 por ciento”.

“El resto hay que trabajar y el que no trabaja es porque no quiere brindar un servicio público. Entonces primero va a tener sanciones menores y después se va a llegar a la caución definitiva de la chapa, son reglas claras, no pedimos nada que no se pueda cumplir”, dijo el funcionario en diálogo con el programa “La que se viene” de La Ocho.

Seghezzo anticipó que los controles se realizarán “a través de los sistemas informáticos y para eso el GPS es fundamental” por eso piden la obligatoriedad para dentro de seis meses a los 3600 vehículos que brindan en el servicio.

“Quien no quiera cumplir con el servicio público se le retirará la chapa y se le dará a quien si quiera hacerlo”, concluyó.

Trompadas al mediodía. Este plan derivó en un gran malestar entre un sector de los taxistas, que aún no tiene instalado el GPS, y protagonizaron incidentes con trompadas incluidas este mediodía frente al edificio anexo del Concejo donde los concejales de la comisión de Servicios Públicos discutían el proyecto de aumento y el refuerzo de los controles.

El clima violento fue principalmente protagonizado por un grupo de autoconvocados, y otro de la Cámara de RadioTaxis que hasta llegaron a agarrarse a golpes de puño, como consecuencia de la embestida la Municipalidad por elevar las exigencias a los taxistas. 

La propuesta de incrementar los controles -además de la tarifa- disparó la interna de los taxistas que terminaron a las golpes entre ellos este mediodía. Además un grupo evalúa iniciar un acampe de protesta contra este proyecto.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario