La ciudad

El intenso temporal ya afecta a gran parte del sur de la provincia de Santa Fe

Para hoy el pronóstico sigue contemplando precipitaciones. En Rosario, la situación más complicada se registra en la zona sur. Por las lluvias de los últimos días hay rutas cortadas en la región.

Jueves 13 de Agosto de 2015

El temporal que se desató el fin de semana ya afecta a gran parte del sur de Santa Fe. Aunque el agua comenzó a drenar, decenas de hectáreas siguen inundadas, persisten cortados tramos extensos de rutas de la región y hay cerca de 100 desplazados entre evacuados y autoevacuados en Sanford, la localidad más afectada por el aguacero. La situación también es delicada en María Susana, un pequeño poblado del departamento San Martín donde el avance hídrico fue notable. En Rosario, la cascada del Saladillo sigue con elevado caudal y registró un desplazamiento de casi 100 metros. En la zona sur, un grupo de vecinos se niega a dejar sus casas por temor a perderlo todo.

Ayer, el Servicio Meteorológico Nacional renovó el alerta para el sur provincial. Y el pronóstico para hoy contempla nuevas precipitaciones que podrían complicar aún más el panorama.

Anoche, mientras recorría las zonas más afectadas por el temporal, el secretario de Protección Civil, Marcos Escajadillo, reconoció a LaCapital que los departamentos de parte del sur y sudoeste provincial "están al límite en su capacidad de absorción de agua".

"Las napas en la mayoría de las localidades afectadas —continuó—están muy altas. De haber más lluvias, se puede complicar la situación en el corto plazo".

No obstante ello, remarcó que el panorama "lentamente tiende a mejorar a raíz del trabajo de las bombas extractoras de agua y el apuntalamiento de las defensas".

El punto más afectado por el aguacero sigue siendo la comuna de Sanford. Allí, medio pueblo continúa bajo el agua, aunque la situación mejoró en las últimas horas (ver página 4).

Al respecto, Escajadillo precisó que eran "6 los evacuados y 80 los autoevacuados que están alojados en casas de familiares de la región o de pueblos aledaños".

No menos crítico es el momento que viven los pobladores de María Susana. Allí, su presidente comunal, Norberto Antici, advirtió que de registrarse una lluvia de 100 milímetros, posibilidad que no descartó, "la localidad desaparecerá" (ver aparte).

Desde la Secretaría de Protección Civil informaron que siguen monitoreando lo que ocurre en otras localidades que pueden verse potencialmente afectadas: Salto Grande, Totoras, Montes de Oca, Carcarañá, Casilda, Chabás, Arroyo Seco, Villa Gobernador Gálvez, Pavón Arriba, Villa Constitución y Venado Tuerto.

Por el desborde de la cuenca del Saladillo, varias rutas de la región continúan cortadas, con presencia de la Agencia de Seguridad Vial que deriva y ordena el tránsito vehicular (ver página 5).

En Rosario, el Saladillo sigue con elevado caudal de agua. La secretaria de Obras Públicas, Susana Nader, confirmó que se registró un desplazamiento de la cascada del arroyo "de entre 70 y 100 metros, y lo seguirá haciendo algunos metros más".

El municipio indicó que no se registraron evacuados ya que las 25 familias que se habían visto más afectadas fueron asistidas en el mismo lugar, ya que se resistieron a abandonar sus precarias viviendas.

A raíz del impacto de la crisis hídrica, el Ministerio de Salud dispuso un puesto sanitario las 24 horas, llevando a cabo un operativo para vacunar contra hepatitis y gripe, además de entregar pastillas de cloro para potabilizar el agua.

La cartera sanitaria reiteró consejos para evitar enfermedades por la contaminación de las fuentes de agua y alimentos, acumulación de agua estancada y proliferación de roedores, moscas y mosquitos.

Al respecto se recomendó tomar agua segura, de red, o bien potabilizarla con cloro y lavandina. También se insistió en la necesidad de lavarse las manos con jabón con frecuencia, lavar los alimentos y mantener la higiene del hogar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario