La ciudad

El ingreso a Rosario desde Funes, una verdadera odisea para los automovilistas

Los accesos a la ciudad por la autopista y la prolongación de calle Mendoza presentan un grave e histórico estado de deterioro que parece no tener solución. Los pozos y grietas están a la orden del día.

Sábado 05 de Enero de 2019

Entre pozos y grietas, ingresar a Rosario por los caminos que conducen a Funes puede convertirse en una aventura peligrosa para los automovilistas.

Dos de los tres accesos a la ciudad, el ingreso por la autopista y la prolongación de calle Mendoza, presentan un grave e histórico estado de deterioro y hasta el propio ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, calificó el estado de la traza que une Rosario con Córdoba como "un desastre".
De hecho, transitar la autopista en ese tramo es como circular por una calle adoquinada, pero llena de baches y grietas.
El otro acceso que enerva a los automovilistas es el de la prolongación de calle Mendoza hacia el oeste,donde los pozos y lomadas en el pavimento son una postal propia del paisaje. Más se nota pasando el estadio mundialista de hockey. Pero principalmente la peor parte se la lleva el tramo que va desde esa arteria hasta el aeropuerto de Fisherton.
Lea mañana la nota completa en la edición de La Capital.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario