La ciudad

El Hospital Privado de Rosario realizó su primer trasplante hepático

"La paciente no tenía ninguna otra opción: su cuadro era muy grave", lo aseguró el especialista Andrés Ruf, coordinador del área. Se trata de una mujer de 41 años que presentó un cuadro de hepatitis fulminante.

Miércoles 07 de Marzo de 2018

Estaba internada desde hacía tres días con un diagnóstico dramático: hepatitis fulminante. La joven mujer presentaba además de ictericia, el síntoma típico signos de desorientación. La enfermedad, que se presenta de manera súbita, también le había comprometido funciones cerebrales. El trasplante de hígado era la única alternativa.

La flamante Unidad de Hígado del Hospital Privado de Rosario estaba en condiciones, después de dos años de puesta a punto, de llevar a cabo la intervención, que se realizó con éxito.

Andrés Ruf, coordinador del área (donde funciona la unidad de trasplante) comentó a La Capital que un numeroso equipo de profesionales actuó para salvarle la vida a la mujer (madre de dos niños) que se recupera lentamente de una situación extremadamente delicada. "La hepatitis fulminante es apenas el 10% de las causas de todos los trasplantes hepáticos. Se presenta de manera repentina. La persona se pone amarilla (ictericia), siente un cansancio muy profundo, y en este caso, además, se sumaron otras complicaciones a nivel neurológico como trastornos en el habla y desorientación".

"Se cumplió con todos los pasos que indica el Incucai y recibimos un llamado donde nos informaban que había un órgano, en la provincia de Entre Ríos", remarcó el profesional.

Leer más: Hospital Privado de Rosario, un antes y un después para la salud de la región

En la Argentina el año pasado se realizaron 400 trasplantes de hígado a pacientes de todas las edades. La importancia de la nueva Unidad de Hígado del Hospital Privado de Rosario radica en que en el interior del país hay sólo cinco servicios autorizados para este tipo de intervenciones. En la ciudad este es el segundo. "Hay una demanda importante y de las 20 unidades de trasplante hepáticos que existen en todo el territorio nacional muy pocas están en el interior, por eso celebramos la oportunidad de contar en Rosario con este espacio que llevó más de dos años de desarrollo y que incluyó una gran inversión en tecnología médica, la capacitación de numerosos profesionales del equipo de salud, más los que estábamos entrenados en esta tarea".

Andrés Ruf es médico gastroenterólogo, hepatólogo y especialista en trasplante hepático. El grupo de trabajo multidisciplinario está conformado por cirujanos especialistas en el área hepato-bilio-pancreática y trasplante hepático: Daniel Beltramino y Daniel Mahuad, además de la doctora Melisa Dirchwolf.

El resto de las disciplinas involucradas comprende a infectólogos, gastroenterólogos, anatomopatólogos, imagenólogos, nutricionistas, psicólogos, personal de laboratorio y enfermería. También, es clave el soporte especializado del Área de Anestesiología y Terapia Intensiva.

Cabe destacar que en la ciudad no existe unidad de trasplante hepático en los hospitales públicos y que los mismos derivan a sus pacientes que precisan esta intervención a las unidades aprobadas por el Incucai.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario