La ciudad

El gobierno quiere el presentismo y asegura que la paritaria sigue

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, ratificó que continúan las negociaciones paritarias con los gremios docentes para “mejorar la calidad  educativa" y enfatizó: "Hay que tratar del ausentismo". 

Miércoles 05 de Marzo de 2014

El jefe de Gabinete, Jorge  Capitanich, ratificó hoy que continúan las negociaciones  paritarias con los gremios docentes para “mejorar la calidad  educativa” e insistió que “es esencial para este gobierno debatir  el problema del ausentismo” en el sector.

“Es oportuna esta decisión de debatir la calidad educativa. Los gremios no han estado cerrados a la posibilidad de debatir el  ausentismo, creemos que es indispensable hacerlo. Tenemos que  encontrar un camino de consenso que nos permita defender la  escuela pública y popular”, dijo Capitanich en su habitual  conferencia de prensa en la Casa Rosada.

El funcionario se expresó así cuando los docentes de 19  provincias iniciaron hoy el ciclo lectivo 2014 con un paro que  durará 48 horas debido al fracaso de la paritaria nacional y  también de las negociaciones de cada gremio con los gobiernos  provinciales.

El ministerio de Trabajo dictó en la tarde del martes la  conciliación obligatoria para evitar el paro, pero los gremios  docentes afirmaron este miércoles que no fueron notificados porque sus oficinas estaban cerradas debido al feriado por los festejos de Carnaval.

“Tengo entendido que ellos no han sido notificados”, dijo  Capitanich sobre la conciliación obligatoria dictada por el  ministro de Trabajo Carlos Tomada, quien junto a Capitanich y a el titular de Educación, Alberto Sileoni, encabezó la negociación  salarial con los maestros.

Como parte de la propuesta de aumento salarial del 31 por  ciento en cuatro cuotas hasta junio de 2015, el Gobierno había  ofrecido tres pagos de 1.000 pesos (una cada seis meses) en  concepto de presentismo, pero los gremios lo rechazaron al  considerarlo “una extorsión”.

Al Gobierno preocupa sobremanera el ausentismo de los docentes, por lo que Capitanich instó a estos trabajadores a establecer una “relación de cercanía y de afecto (con los alumnos), para que el maestro sea un referente social para mejorar la calidad educativa” de los aprendices.

“¿Por qué se ha discutido el tema del presentismo?. Consideramos que el prerrequisito esencial e ineludible de la  educación es la presencia de los docentes y los alumnos en el  aula. Mantener ese vínculo pedagógico, calidad educativa y  cercanía”, dijo Capitanich.

Capitanich se mostró conciliador y no criticó el paro docente  en 19 provincias, pero recordó que en la paritaria nacional sólo  tiene influencia directa en ocho provincias que reciben la  compensación salarial de la Nación y abarca al 2 por ciento de  todos los docentes del país.

“Excluye al 98 por ciento restante, por una cuestión sencilla:  el Estado nacional no es empleador directo. Son las provincias las que emplean a los maestros. No obstante, hemos hecho un esfuerzo muy significativo para alcanzar la mejora del salario inicial testigo, que marca el piso por debajo del cual ningún docente en toda la Argentina puede ganar”, expresó el funcionario.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario