La ciudad

"El gobierno pagó U$S 3.500 millones de deuda externa y dejó situaciones sin resolver"

Lo dijo Eduardo Delmonte, referente local de la Corriente Clasista y Combativa (CCC), al jusficar la adhesión de la organización social al paro del sindicalismo opositor al gobierno nacional.

Martes 20 de Noviembre de 2012

"El día de la soberanía es un buen día para hacer el paro porque la presidenta ha declarado que 40 mil millones de dólares han retirado las empresas extranjeras en lo que va del gobierno kirchnerista. Ella misma dijo que en la época de Menem fueron sólo de 19 millones. Este gobierno ha batido un triste récord: va a pagar 3.500 millones de dólares de deuda externa en el mes próximo y acá hay situaciones irresueltas. Se paga la deuda con las viviendas populares que no se hacen, con el trabajo que no se otorga y con los impuestos a las ganancias que se les cobra a los trabajadores. Por toda esa sangría es porque hemos salido a la calle".

Eduardo Delmonte, el referente local de la Corriente Clasista y Combativa (CCC), resumió con esas palabras el objetivo del paro del gremialismo opositor y al que la organización social adhiere. De hecho, la CCC lleva adelante todos los cortes sobre la avenida de Circunvalación.

"Estamos junto a los trabajadores, preparándonos para nuevas jornadas de protestas para cambiar el rumbo de lo que está pasando. Hay una tercera parte de la población a la que la situación se le ha hecho insostenible. Ya no se puede vivir con lo que aumentan las cosas, especialmente los alimentos. Eso recae  sobre los que menos tienen", sostuvo Delmonte.

En declaraciones al programa "El primero de la mañana" de La Ocho, Delmonte sostuvo que "si se pudiera hacer una consulta a los trabajadores en una fábrica, en este momento el paro tiene consenso enorme entre los trabajadores. El problema que tenemos es que las dirigencias sindicales que se fueron gestando, la mayoría desde la época del menemismo, y son los que en este momento apoyan al gobierno nacional. Es el caso de Gerardo Martínez, conocido servicio de inteligencia, y los gordos que estuvieron en la época de Menem y que apoyan al gobierno, son los que impiden que los trabajadores se pronuncien y puedan manifestarse como se deben".


 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario