La ciudad

El gobierno admite que en Rosario hay cada vez más kioscos de drogas

Lo reveló el propio ministro de Seguridad de la provincia, Leandro Corti. Anunció que en los minimunicipios ya hay buzones donde se pueden dejar denuncias anónimas.

Sábado 28 de Abril de 2012

La cantidad de kioscos de venta de droga en los barrios viene en alza en los últimos años. Así lo reconoció ayer el ministro de Seguridad de la provincia, Leandro Corti, al señalar que "hay una tendencia en aumento". Las declaraciones llegaron en el marco de la puesta en marcha de los llamados "buzones de la vida" en los seis centros de distrito de la ciudad, donde los vecinos podrán dejar sus denuncias en forma anónima. "Es un mecanismo de participación para poder construir seguridad pública", dijo el ministro en el Centro Municipal Distrito Oeste.

La propuesta de instalar buzones en los barrios de la ciudad surgió a partir de un proyecto presentado y aprobado por el Concejo Municipal, por lo que ayer esos espacios quedaron habilitados en los seis distritos. El elegido para llevar adelante la presentación oficial fue el Oeste, en Presidente Perón y Felipe Moré, donde también estuvo presente la intendenta Mónica Fein.

Sin cifras oficiales. Si bien insistió en no poder dar porcentajes puntuales del incremento, el ministro Corti indicó que "en los últimos años hubo un desarrollo en el territorio rosarino de estas bocas de expendio de drogas". Aunque consideró "importante" tener un accionar "eficaz y puntual sobre la venta", también hizo hincapié en la "intervención sobre quienes son los abastecedores de estas bocas, porque ese es el núcleo central de una política seria de represión del narcotráfico".

Para explicar ese incremento, el funcionario recordó que "en los últimos cuatro años aumentaron los operativos" y puntualizó que "son indicadores la cantidad de allanamientos y de material incautado hasta el momento".

Un ejemplo de la situación que atraviesan los barrios se dio días atrás en la puerta del Distrito Oeste, cuando un joven de 22 años llegó hasta el lugar herido de bala en una pierna y denunció ante el personal policial que custodia el edificio que los dueños de un quiosco de drogas, ubicado a tres cuadras, tenían retenida a su pareja embarazada en el mismo local de expendio de estupefacientes.

Sin embargo, al igual que lo hizo durante el encuentro con la ministra de Seguridad de la Nación, Nilda Garré, Corti insistió en la "preocupación por la zona de puertos privados ubicados en la zona sur de Rosario. El ingreso (de droga) se da por vía aérea, terrestre y fundamentalmente por vía fluvial, una jurisdicción nacional donde tiene intervención Prefectura Naval".

Buzones. Respecto de la instalación de los buzones, Corti consideró que es una medida "saludable" donde "los vecinos podrán en forma segura brindar información sobre los lugares de venta droga".

En el proceso intervendrán los delegados del ministerio de cada distrito, que recepcionarán la información. Además, Corti indicó que las denuncias "se canalizarán a través de la Dirección de Asuntos Internos cuando haya personal policial denunciado", y agregó que "se pondrán todos los elementos a disposición de la Justicia Federal, confiados que van a cumplir con su rol".

Para seguridad de los vecinos, la intendenta ratificó que se trata de denuncias "anónimas, donde no hay que poner datos personales, sólo describir la situación y el lugar del hecho, y además pueden dejarse en cualquiera de los distritos sin importar su lugar de residencia en la ciudad".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario