La ciudad

El gasista pidió ahora ampliar su declaración en los Tribunales

En tanto, ayer allanaron las oficinas de Litoral Gas y secuestraron información sobre controles y reclamos de los clientes en la causa por  la tragedia de Salta 2141.

Miércoles 14 de Agosto de 2013

Aunque desde el mismo momento en que ocurrió la tragedia de Salta 2141 la Justicia comenzó a colectar pruebas para llegar a las causas que provocaron el escape de gas y posterior explosión, ahora todas las miradas estarán centradas en el avance de la investigación, donde se abrieron varios frentes. El gasista que manipuló el mecanismo de regulación del fluido, acusado de homicidio culposo agravado por 21 muertes y detenido, pidió ampliar su declaración indagatoria. En tanto, ayer se allanaron oficinas de Litoral Gas, donde se secuestró documentación referida a controles y reclamos de los clientes. Hay contradicciones entre inspectores y empleados jerárquicos de la distribuidora sobre un inspección que se realizó en el lugar el 4 de agosto.

Al cumplirse ocho días de la catástrofe y con la mirada puesta en las responsabilidades penales, el juez Correccional Nº 7 Juan Carlos Curto recibió ayer el pedido de ampliación de la declaración indagatoria del gasista Carlos Osvaldo García, el hombre que trabajaba para cambiar un regulador del flujo de gas en el edificio cuando se produjo la fuga.

Eso ocurrirá mañana, cuando también se escuche a un jerárquico de tercera línea de la concesionaria que tiene a su cargo la coordinación de los gasistas matriculados.

Entre otras cuestiones, al declarar en Tribunales cuando quedó detenido, el gasista dijo que el viernes 4 de agosto solicitó en Litoral Gas el corte del suministro al informar que realizaría el trabajo de cambio de la válvula al martes siguiente. Según aseguró, allí le dijeron que no era necesario interrumpir el servicio.

En ese sentido, tanto el juez como la fiscal Nº 11 Graciela Argüelles no descartan realizar careos entre algunas de las personas de la compañía, sobre todo debido a las contradicciones surgidas a raíz de las inspecciones que realizó la empresa el viernes anterior al accidente.

El lunes declaró el jefe de la sección Redes Domiciliares de la concesionaria y el presidente de la Asociación de Empresas Instaladoras de Gas de Rosario (Aeigas), Angel Canteros —sostuvo que el gasista acumula buenos antecedentes—, mientras que la semana pasada lo hicieron los gerentes general, técnico y de Relaciones Institucionales de Litoral Gas.

Es que en la pesquisa ya se dieron indicios de que no todo girará en torno al evidente accionar negligente de García, sino a la obligación de la empresa distribuidora de gas respecto al control, monitoreo e inspección de las instalaciones en las redes domiciliarias.

Otro aspecto importante en el devenir de la causa, y que aún se aguarda en el juzgado, es un informe que debe remitir el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) sobre el control de las responsabilidades asumidas por el concesionario en la adjudicación del servicio de distribución.

Más pruebas. Mientras que el regulador y la válvula que administra el ingreso de gas al edificio ya están en poder de los peritos técnicos —su antigüedad de 30 años y falta de mantenimiento fueron puestos de relieve como uno de los aspectos que contribuyó al siniestro—, el juez ordenó ayer el secuestro de documentación de las oficinas de Litoral Gas, ubicadas en Mitre 635.

Durante la mañana se cerró el ingreso al público y un grupo especial de Gendarmería Nacional realizó un amplio sondeo sobre el material informático de la compañía, en busca de datos sobre registros de reclamos y solicitud de inspecciones hechas por los clientes.

Curto confirmó a LaCapital que la requisa en el edificio siniestrado no terminó.

"Ahora que está todo más despejado faltan retirar llaves, cañerías y medidores que quedaron intactos en la celda donde trabajaba el gasista, ubicada en el mismo hall del ingreso al inmueble", detalló.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario