La ciudad

El feriado largo de carnaval superó las expectativas que tenía el turismo local

La variada oferta cultural además del buen clima a lo largo de los cuatro días ayudaron a que Rosario registrara mucho movimiento y una alta ocupación hotelera.

Martes 17 de Febrero de 2015

Para el secretario de Turismo municipal, Héctor De Benedictis, el movimiento de visitantes que registró la ciudad durante el primer fin de semana largo del año fue sencillamente "buenísimo" e incluso "mejor de lo que se esperaba". La ocupación hotelera fue alta, al punto de que una gran cantidad de gente se acercó a las oficinas del Ente Turístico Rosario (Etur) para solicitar ayuda en la búsqueda de alojamiento. "Desde el viernes a la tarde hasta hoy (por ayer) no pararon de llegar, incluso pidiendo que les encontremos dónde quedarse. Y cuando llamamos a los hoteles, muchos nos respondieron que ya no tenían lugar", contó el empleado de la oficina ubicada sobre avenida Belgrano. En los hostels también se trabajó a pleno: de acuerdo a un relevamiento que realizó LaCapital, las plazas se cubrieron entre un 90 y un 100 por ciento.

Los carnavales generaron un fuerte movimiento en todo el país (ver aparte) y Rosario no quedó al margen, más allá de que la celebración del rey Momo distó de ser la única oferta cultural que promocionó la ciudad para atraer visitantes.

De hecho, De Benedictis recordó que la fiesta y el desfile de comparsas que desde el viernes transformaron a avenida Belgrano en un gran corsódromo, así como los espectáculos en el Anfiteatro municipal, mostraron un enorme poder de convocatoria, pero de hecho constituyeron una propuesta dentro de un menú mucho más amplio y diverso de actividades.

Incluso, las que ofrece Rosario por su ubicación geográfica y naturaleza, como playas y balnearios en las islas. Algo que, gracias al excelente clima de los cuatro días, también hizo de imán.

Si bien se sabe que durante los fines de semana largos el movimiento turístico es básicamente nacional, en los hostels de la ciudad contaron que buena parte de sus huéspedes provenían del extranjero. La mención de "israelíes" encabezó las respuestas, pero los encargados de los establecimientos también refirieron la presencia de brasileños, uruguayos, paraguayos y colombianos.

Aun así, tanto en hoteles como en hostels hubo muchos pasajeros oriundos de Buenos Aires, Capital Federal y Córdoba, "grandes centros" desde los que se llega a Rosario gracias a una "muy buena conectividad" y con relativamente "bajos costos".

Búsqueda a pedido. "Aunque no tenemos la cifra exacta de ocupación hotelera, sabemos que fue alta al punto de que el sábado y domingo era complicado encontrar plazas, e incluso hubo que buscar alternativas en departamentos y cabañas de los alrededores", señaló De Benedictis.

Pero aun así, hay que recordar que quienes pernoctan en hoteles representan sólo el 37 por ciento de los visitantes que recibe Rosario, mientras que el 63 restante se divide en segmentos bastante parejos entre quienes "van y vienen en el día" y quienes duermen en departamentos propios o casas de familiares.

Las diferentes ferias en las plazas y los parques, así como los bares y paseos a lo largo de toda la franja costera, fueron otros de los recorridos que se colmaron de gente y que funcionaron como verdaderas atracciones turísticas. Un repunte que Rosario se merecía para empezar bien el año.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario