La ciudad

El escritor rosarino Patricio Pron ganó un premio de gran prestigio: el Alfaguara

Se lo adjudicó con "Mañana tendremos otros nombres", novela que gira sobre las nuevas modalidades amorosas en el mundo contemporáneo.

Jueves 24 de Enero de 2019

El narrador rosarino Patricio Pron obtuvo el prestigioso premio Alfaguara de novela, dotado con una recompensa de 154 mil euros. Un jurado presidido por el escritor español Juan José Millás e integrado, entre otros, por el argentino Jorge Fernández Díaz, decidió otorgarle el cotizado galardón a su obra "Mañana tendremos otros nombres", donde Pron —radicado desde hace años en España— explora las nuevas tendencias en el conflictivo terreno de las relaciones de pareja.

"Es la fascinante autopsia de una ruptura amorosa, que va más allá del amor: es el mapeo sentimental de una sociedad neurótica donde las relaciones son productos de consumo", reza el acta firmada por los miembros del jurado que premió al rosarino.

El propio Millás amplió la descripción de la obra con ajustadas palabras: "(Los personajes) viven oprimidos por un estado de cosas de las que no son del todo conscientes, y de las que por lo tanto ignoran cómo defenderse. En su mundo las costumbres culturales han sido sustituidas por hábitos de consumo. El marido no ama a la esposa, la consume. Ha adquirido ese hábito comercial, el de consumir esposa, como la esposa ha adquirido el de consumir marido. Y si tienen hijos es para consumirlos también, como cualquier objeto puesto en el mercado para la satisfacción inmediata de placeres perecederos".

La novela fue definida como "de gran calado psicológico, que refleja la era contemporánea y toma el pulso a la nueva forma de entender los afectos". Pero los elogios no culminaron allí: "Tengo la impresión de que hemos premiado una novela excelente que quizás el tiempo convierta en una obra maestra", cierra Millás.

Pron —nacido en 1975, hijo de padres periodistas— ya había dado pistas del terreno recorrido, al confesar que el libro nació de una serie de experiencias de sus amigos de una edad similar a la suya, es decir, alrededor de cuarenta años. "En los últimos años muchos se separaron y regresaron al mercado de la soltería. Al hacerlo, descubrieron que las formas en las que establecían contacto con sus posibles parejas, las formas en las que rechazaban y eran rechazados, habían cambiado por completo", explicó.

Este nuevo paisaje, que ciertamente podía ser visto como aterrador por los veteranos debutantes, no era otro que el del amor en los tiempos de Tinder.

Pron dio más detalles del disparador de la novela en charla con el diario El País, de Madrid, con el que colabora habitualmente: "La facilidad con la que estaban descartando a gente y la convicción compartida de que todos estaban eligiendo cuando en realidad solo estaban escogiendo a partir de un menú creado por un algoritmo me hicieron recordar que muchos de mis amigos de mi misma edad sentían que no hacían pie en este nuevo orden amoroso", contó.

Feliz con la noticia recibida, el también reconocido cuentista no se guardó la alegría: "No puedo respirar desde que me he enterado", soltó.

Al triunfar en este concurso, Pron se sumó a una prestigiosa nómina que incluye, entre otros, a los argentinos Tomás Eloy Martínez, Andrés Neuman, Leopoldo Brizuela y Eduardo Sacheri, además de los mexicanos Elena Poniatowska y Jorge Volpi, el nicaragüense Sergio Ramírez, los colombianos Juan Gabriel Vázquez y Laura Restrepo y el español Manuel Vicent.

En la carrera literaria del rosarino, que escribe sin descanso y rotando con fluidez entre distintos géneros, "Mañana tendremos otros nombres" se suma a las novelas "Formas de morir" (1998), "Nadadores muertos", (2001), "Una puta mierda" (2007), "El comienzo de la primavera" (2008), "El espíritu de mis padres sigue subiendo en la lluvia" (2011), "Nosotros caminamos en sueños" (2014) y "No derrames tus lágrimas por nadie que viva en estas calles" (2016), además de los libros de relatos "Hombres infames" (1999), "El vuelo magnífico de la noche" (2001), "El mundo sin las personas que lo afean y lo arruinan" (2010), "Trayéndolo todo de regreso a casa. Relatos 1990-2010" (2011), "La vida interior de las plantas de interior" (2013) y "Lo que está y no se usa nos fulminará" (2018).

Además, Pron es licenciado en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Rosario y doctor en Filología Románica por la Georgia Augusta de Göttingen (Alemania).

Fue corresponsal de La Capital entre 2000 y 2001, en un largo periplo que emprendió por Europa, los Balcanes, África del norte y Turquía.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});