La ciudad

El Enress objetó el incremento del 50 por ciento que solicitó Aguas Santafesinas

El ente regulador instó al gobierno provincial a reconsiderar el incremento solicitado por la empresa por contemplar costos propios de "ineficiencias" en el servicio que no deben computarse al usuario.

Miércoles 28 de Febrero de 2018

El Ente Regulador de Servicios Sanitarios (Enress) objetó el pedido de aumento del 50 por ciento formulado para este año por Aguas Santafesinas Sociedad Anónima (Assa). El organismo regulador instó al gobierno provincial a reconsiderar el incremento solicitado por la empresa por contemplar costos propios de "ineficiencias" en el servicio que no deben computarse al usuario. Al reducir la estimación del gasto de la compañía en unos 200 millones de pesos, el Ente estimó que debería reducirse un 20 por ciento la suba a pagar por los clientes.
El directorio del Enress emitió ayer el dictamen al pedido de ajuste tarifario que hizo Assa del 25 por ciento para el tercer bimestre del año y otro 25 por ciento adicional y acumulativo para el cuarto bimestre.
El pronunciamiento del Ente no es vinculante para la provincia. Ahora deberá definir el monto y los plazos del ajuste el Ministerio de Infraestructura y Transporte.
El dictamen surge tras las tres audiencias públicas que se hicieron en Rosario, Santa Fe y Gálvez. Allí, "se pudo percibir la existencia de manifestaciones mayoritariamente críticas de la prestación del servicio, de la ausencia de un marco regulatorio adecuado y de la exorbitancia de la modificación tarifaria propuesta por la prestadora", dice la resolución.
Los cuestionamientos acerca de la situación del servicio se basaron en "la presión de agua y las demoras en la atención de algunos reclamos, se imputaron ciertas irregularidades atribuidas a la ineficiencia de la empresa, la falta de planes y demoras en la concreción de obras y de manera recurrente, se reclamó enfáticamente un avance efectivo en la micromedición", agregó.
Esta vez el Enress no sugirió un porcentaje de aumento. Pero al objetar la política de gasto de la empresa y al reducir las estimaciones del déficit en 200 millones, se infiere que los ingresos por tarifa deberían ser un 20 por ciento menores a los solicitados.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario