La ciudad

El Enress objetó el 50 por ciento de aumento pedido por Assa y sugirió un 20 por ciento menos

El ente regulador emitió ayer su dictamen sobre el planteo de la empresa con críticas a costos ineficientes de la firma y obras que se demoran.

Jueves 01 de Marzo de 2018

El Ente Regulador de Servicios Sanitarios (Enress) objetó el pedido de aumento del 50 por ciento formulado para este año por Aguas Santafesinas Sociedad Anónima (Assa). El organismo regulador instó al gobierno provincial a reconsiderar el incremento solicitado por la empresa por contemplar costos propios de "ineficiencias" en el servicio que no deben computarse al usuario. Al reducir la estimación del gasto de la compañía en unos 200 millones de pesos, el Ente estimó que debería reducirse un 20 por ciento la suba a pagar por los clientes.

El directorio del Enress emitió ayer el dictamen al pedido de ajuste tarifario que hizo Assa del 25 por ciento para el tercer bimestre del año y otro 25 por ciento acumulativo para el cuarto bimestre.

El pronunciamiento del Ente no es vinculante para la provincia. Ahora deberá definir el monto y los plazos del ajuste el Ministerio de Infraestructura y Transporte, que conduce José León Garibay.

El dictamen surge tras las tres audiencias públicas que se hicieron en Rosario, Santa Fe y Gálvez. Allí, "se pudo percibir la existencia de manifestaciones mayoritariamente críticas de la prestación del servicio, de la ausencia de un marco regulatorio adecuado y de la exorbitancia de la modificación tarifaria propuesta por la prestadora", dice la resolución.

Los cuestionamientos acerca de la situación del servicio se basaron en "la presión de agua y las demoras en la atención de algunos reclamos, se imputaron ciertas irregularidades atribuidas a la ineficiencia de la empresa, la falta de planes y demoras en la concreción de obras y de manera recurrente, se reclamó enfáticamente un avance efectivo en la micromedición", señala el texto.

En particular, se reparó en un planteo del Defensor del Pueblo de la provincia que manifestó su desacuerdo con la pretensión de la empresa de "que el aumento esté por encima de los ajustes de los salarios y la inflación".

El órgano de contralor tuvo en cuenta que Aguas sustentó su pedido de ajuste tarifario por "los incrementos de precios relativos, producto de la inflación y el tipo de cambio", además de nuevos servicios e inversiones.

Assa estimó para este año una suba de sus gastos operativos del 32 por ciento. Y además la provincia apuesta a reducir del 20 al 10 por ciento el subsidio estatal a los usuarios para cubrir los gastos operativos.

El presidente del Ente, Oscar Pintos, aclaró a La Capital que "esta vez el Enress no sugirió un porcentaje de aumento ya que esa es una facultad que tiene la autoridad de aplicación. Como ente regulador planteamos que formalmente se cumplían las condiciones para habilitar la revisión tarifaria".

Pintos remarcó que el dictamen "contiene cuestionamientos a la estructura de costos de la empresa", de la cual una porción importante se consideró "producto de la ineficiencia de la compañía" y como tal no debía trasladarse al usuario.

En particular, los directores del Ente criticaron la partida destinada a "trabajos y servicios de terceros" ante la "cantidad de personal que tiene la empresa. Por eso redujeron esa cifra en unos 26 millones de pesos.

Y cuestionaron además la inclusión del financiamiento del Acueducto del Centro Oeste por 77 millones de pesos al entender que debe hacerlo el Tesoro provincial.

También impugnaron la veloz amortización de bienes de uso en unos 100 millones de pesos por tratarse de máquinas que no pierden su utilidad en el corto plazo más allá del lapso contractual de funcionamiento de Assa que vence en 2025.

Así, al objetar la política de gasto de la empresa y al reducir las estimaciones del déficit en 200 millones, se infiere que los ingresos por tarifa deberían ser un 20 por ciento menores a los solicitados.

La cifra surge del estimado proyectado de ingresos tarifarios de Assa (777 millones) de lo calculado por el Ente (616 millones).

Leer más: Reclamos de inversiones y otro marco regulatorio

Obras Sanitarias, en alerta

El Sindicato de Obras Sanitrarias de Santa Fe se declaró estado de alerta y movilización ante la decisión del Ente Regulador de confeccionar su organigrama interno "dejando fuera la representatividad de los trabajadores". Así lo planteó el líder del gremio, Oscar Barrionuevo, quien advirtió: "No voy a tolerar que se menosprecie a nuestros trabajadores, no voy a permitir que se ignore la capacidad de los compañeros en Rosario para integrar el Enress. De manera unilateral se confeccionó la estructura en una clara actitud arbitraria".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario