La ciudad

El Ejecutivo va al Concejo para acordar la regulación de la noche

Circula un borrador consensuado donde se simplifican los rubros, se hace hincapié en la insonorización y se norma a los bares culturales.

Martes 03 de Julio de 2018

Durante el mediodía, la comisión de Gobierno del Concejo Municipal recibirá a funcionarios del Ejecutivo con el objetivo de avanzar en una ordenanza conjunta que actualice el control de la movida nocturna rosarina. "Vamos a escuchar las respuestas a un pliego de preguntas sobre el control, pero si antes la preocupación central era por si se bailaba o no, hoy el tema es el sonido y sus decibeles", subrayó la concejala María Eugenia Schmuck.

El acuerdo entre los distintos bloques políticos para actualizar las ordenanza 7.218 de espectáculos públicos dará hoy un paso fundamental.

A las 12, está convocado el secretario de Control y Convivencia, Guillermo Turrín. Hace un mes atrás, los miembros del gabinete municipal recibieron un pliego de preguntas que deberán responder hoy en la comisión.

"Vamos a exponer sobre la cantidad de inspecciones por rubro, con datos sobre el control. No llevaremos una propuesta propia, sino trabajar en conjunto con el Concejo con lo ya consensuado", adelantó ayer Turrín para agregar que habrá aportes también en una mirada integral desde lo turístico y lo cultural en relación a la noche rosarina.

Como ya venía planteando, Schmuck recordó que esperará a los funcionarios con algunos puntos ya avanzados. "El tema es la infraestructura adecuada, la insonorización de los espacios para mantener una convivencia con los vecinos, para que la nueva realidad de la movida se traduzca en menos rubros para la noche", subrayó.

El borrador al que accedió LaCapital divide la ordenanza 7.218 en establecimientos con actividad permanente (que incluye bares, restaurantes con difusión musical y shows en vivo; y locales bailables con espectáculos en vivo) y establecimientos con actividad no permanente (clubes o asociaciones civiles).

Por otro lado se establece el rubro de actividades transitorias (eventos masivos en lugares públicos o privados).

El primer gran rubro de actividad refiere a establecimientos con actividad nocturna permanente con horario de funcionamiento y factor ocupacional. Luego identifica una subcategoría de bares y restaurantes con música pero sin pista de baile.

El borrador distingue el local bailable con anexo rubro gastronómico, con pista y con shows en vivo. Y diferencia salones de usos múltiples y salones de fiesta.

La propuesta incluye un tópico que en otro momento político del Concejo había enfriado las negociaciones: clubes sociales y culturales. Se definen como espacios multifunción con manifestaciones artísticas. Y le abre la puerta a que en estos locales haya actividad nocturna permanente que podrán enmarcarse con los requisitos exigidos para los bares con música o los locales bailables con espectáculos en vivo.

Y se acordó un horario de cierre en común: 5.30 de la madrugada.

Segura y equilibrada

El concejal del Pro, Gabriel Chumpitaz, destacó que se necesita "una legislación de nocturnidad moderna, que básicamente implica altos niveles de convivencia ciudadana, la seguridad de los mas jóvenes y el respeto a los vecinos. Ese es el cimiento de una noche rosarina equilibrada"

Para el edil de Cambiemos "en tema nocturnidad es necesario que el poder Ejecutivo conduzca este proceso de cambio, modernización y actualización de la materia, ella es la responsable del control y en consecuencia de que se cumplan las normas"

Chumpitaz destacó que "la dinámica de la noche es tan cambiante, que es importantísimo generar normas flexibles y modernas, pero sostenidas con controles rígidos El objetivo principal es una noche segura, para los jóvenes, los trabajadores, los vecinos y la tranquilidad de los padres".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario