La ciudad

El duro relato del policía que salvó a una nena de morir ahogada

El suboficial de la PAT, Juan Romero, asistió a una nena que había caído en la pileta.

Lunes 20 de Noviembre de 2017

Juan Romero es un suboficial de la Policía de Acción Táctica (PAT), quien junto a su compañero, el suboficial Cristián Ayala, estaba patrullando ayer la zona de barrio Fisherton cuando acudió a un llamado y al llegar al domicilio de zona noroeste se encontró con una nena de tres años casi sin vida, luego de caerse a una pileta.

"Cuando llegué me entregaron una persona casi sin vida prácticamente", relató Juan, el héroe de esta historia que conmocionó al barrio Fisherton y generó admiración en la población.

pileta.jpg
La pileta donde se cayó la nena. (Foto: captura de TV)<br>
La pileta donde se cayó la nena. (Foto: captura de TV)
"No me puse nervioso y empecé a hacer lo que sé", sostuvo en referencia a los ejercicios de reanimación cardiopulmonar (RCP). "La puse de costado y empecé a presionar el pecho", reclacó.

"Empezó a largar agua por la boca y la nariz y, aunque con dificultad, empezó a respirar", comentó Juan luego de los primeros ejercicios de reanimación realizados a Lupe.
"Empezó a largar agua por la boca y la nariz, y, aunque con dificultad, empezó a respirar", comentó Juan luego de los primeros ejercicios de reanimación realizados a Lupe.

Para Juan no fue una situación más, puesto que enseguida se le vino a la mente que él es padre de un nene de casi la misma edad. "Cuando la vi pensaba en mi hijo, que tiene casi la misma edad, tiene 2 años y medio", contó, todavía sacudido por lo que le tocó vivir unas horas antes.

Leer más: Policías le salvan la vida a una nena que cayó en una pileta

El suboficial de la PAT también sentenció que al momento de llegar "la familia estaba conmocionada, la madre lloraba y el padre estaba shockeado. Los vecinos después que pasó todo me agradecían".

Una vez que llegó la ambulancia del Sies la trasladó hasta un centro asistencial, donde se recupera satisfactoriamente.

"Estoy en contacto con la familia, más precisamente con el padre. Me mandaron fotos de la nena, que está evolucionando muy bien", argumentó entre orgulloso y feliz por el resultado de las tareas de reanimación que hizo con Lupe, la nena que fue salvada por este agente de la PAT.

Por su parte, el subcomisario de la PAT, José López, en contacto con la prensa recalcó que con el personal que trabaja en la calle están haciendo RCP "casi a diario", porque "los primeros minutos son fundamentales hasta el arribo de la ambulancia y el médico. Cada 15 días se hacen los cursos donde participa todo el personal de la PAT".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario