La ciudad

El dueño del boliche del tiroteo dice que el local no perturba al barrio

El intenso tiroteo que se produjo en la puerta y cercanías del boliche Oxa (Maipú al 800) el domingo a la madrugada con el saldo de cuatro heridos siguió dando que hablar. Por empezar, el edil Jorge Boasso adelantó que el jueves presentará en el Concejo varios pedidos de informe sobre la disco, a cuyo dueño, Adolfo Aydar, tildó sin medias tintas de "delincuente protegido por el socialismo".

Martes 15 de Septiembre de 2009

El intenso tiroteo que se produjo en la puerta y cercanías del boliche Oxa (Maipú al 800) el domingo a la madrugada con el saldo de cuatro heridos siguió dando que hablar. Por empezar, el edil Jorge Boasso adelantó que el jueves presentará en el Concejo varios pedidos de informe sobre la disco, a cuyo dueño, Adolfo Aydar, tildó sin medias tintas de "delincuente protegido por el socialismo". Este, a su vez, afirmó ser "totalmente ajeno a los hechos" porque ocurrieron "puertas afuera" del local. Además, atribuyó las acusaciones contra su bar a su ex correligionario Boasso, a quien acusó de "politizar el tema sin motivo", pero también a "habladurías" del barrio y hasta a "la mala actitud" de "bolicheros mafiosos".

Como si esto fuera poco, el empresario y el concejal se cruzaron ayer pasadas las 17 en la cochera lindera al boliche y allí intercambiaron todo tipo de epítetos que terminaron transformándose en sendas denuncias. Boasso la radicó en Tribunales y Aydar en la División Judiciales de la Unidad Regional II (ver aparte).

La madrugada del domingo, recordó Aydar, "pasaron un hombre y una mujer en una moto de alta cilindrada, dos asesinos que venían tirando a diestra y siniestra". Hechos que ocurrieron "fuera del local", de los que afirmó ser "totalmente ajeno" y con los que dijo haber tenido sólo relación en la medida en que, "por humanidad", llevó junto a su hijo a los cuatro baleados al hospital mientras la policía montaba un "operativo gigante" en la cuadra.

El bolichero dijo desconocer si los heridos "entraban (al local), salían o sólo pasaban", y negó que ante su bar sean frecuentes las trifulcas con tiros y armas blancas, como sostienen todos en el barrio.

"Sucede lo mismo que en todos los boliches, algo que nos escapa controlar porque pasa afuera. Sin ir más lejos, este fin de semana hubo un degollado en La Fluvial, un pibe lesionado en un ojo en Altos del Parque, en Mogambo dos por tres hay muertos...", se excusó.

Pese a que Oxa tiene una foja no precisamente impecable (ver página 4), Aydar atribuyó las acusaciones a "gente que habla porque el aire es gratis", sin descartar "la mala actitud de algunos bolicheros mafiosos" que le tienen "rabia o envidia".

Aun así, al que más apuntó fue a Boasso, quien ya se había desgañitado acusándolo de ser un "delincuente protegido por los socialistas" y recordando varios hechos que ocurrieron en el local.

"El me trata a mí de nefasto, pero el personaje nefasto es él", disparó Aydar, para recordar que "hace seis o siete años" mantuvo con el concejal una "relación política" en una interna de la UCR. "Tendría que agradecer de por vida al socialismo la banca que ocupa, pero está lleno de odio", afirmó.

También desmintió que a su local ingresen menores —algo que, según el archivo de este diario, en otras ocasiones le valió sanciones, y también aseguran los vecinos— y que funcione como boliche bailable, lo que su habilitación en teoría no permite. "A mi local, que es un bar con amenización musical y número en vivo, no entran menores: que venga quien quiera a constatarlo", desafió.

Como prueba, dijo tener "guardaditas 5 mil actas de inspección" municipal. "Bienvenidas sean, que me inspeccionen todo lo que quieran, porque estoy totalmente en regla", aseguró. No sólo eso: ante las versiones de que suele coimear a la policía, Aydar afirmó que "jamás me sacaron un solo peso, nunca les di un peso, que se quede tranquilo el ministro (de Seguridad, Daniel) Cuenca.

Por la clausura. Pero Boasso no le dejó pasar una. El concejal recordó que el propietario de Oxa "fue detenido y procesado" por "causas muy graves" y afirmó que "por los antecedentes de todo tipo que tiene el boliche, debería tener una faja de clausura permanente".

Es más, aseguró que si ello no pasó aún es porque Aydar "está amparado por el socialismo", pese a que es "un tipo de temer" y de "armas llevar".

Por eso, ante "la infinidad de denuncias" que llegan al Concejo y otro tanto de pedidos de informe elevados al Ejecutivo municipal sin contestar, Boasso prometió que pasado mañana presentará sobre tablas varios proyectos vinculados a Oxa.

Por empezar, solicitará a la Intendencia "los antecedentes del lugar, no de la firma, que cambian todos los días", intentará que le respondan "por qué sigue habilitado" y recopilará "todos los antecedentes policiales y judiciales" que involucran al local y sus propietarios.

Reparos

Frente a la reunión de la comisión de Seguridad del Senado provincial programada para mañana en Rosario, el socialista Juan Carlos Zabalza advirtió: “Nos inquieta el uso político de este tema”. Además, el senador aludió a “un discurso político oportunista a dos semanas de las elecciones municipales”.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario