La ciudad

El dueño de Rosario Bus fue al Concejo por el "atraso del boleto"

El costo subió a $5,28, mientras que la tarifa actual sigue en $4,30. Aun así, los ediles dicen que un aumento "hoy está fuera de discusión". Agustín Bermúdez fue escuchado por los concejales.

Martes 16 de Septiembre de 2014

El titular de la empresa Rosario Bus, la única privada de las tres que prestan el servicio de transporte de pasajeros en la ciudad, asistió ayer a la comisión de Servicios Públicos del Concejo para plantear que la brecha entre el boleto actual, a 4,30 pesos, y el valor del último estudio de costos, de 5,28, le complica su ingeniería financiera.

Agustín Bermúdez fue escuchado por los ediles, pero al término de la reunión el propio titular de la comisión, Carlos Comi, sostuvo taxativamente que, aunque entienden las dificultades, "el precio del boleto sigue estando hoy por hoy fuera de discusión". Recién a fin de año, estimó el concejal del ARI, podría darse "un nuevo debate".

La presencia de Bermúdez en el encuentro de los lunes se dio pocos días después de que la intendenta Mónica Fein admitiera que el desfasaje entre lo que debería valer el boleto, según sus costos, y el precio que efectivamente se paga abría "una luz roja".

Después de alertar sobre esa brecha, la jefa comunal negó estar proponiendo una modificación, pero al mismo tiempo recordó que "en la capital provincial el precio se fue a 5,30 pesos" y "en la mayoría de las ciudades está por arriba de los 5".

El último estudio de costos, correspondiente a agosto (informe que el Ente de la Movilidad debe brindar bimestralmente al Concejo y que refleja las variaciones de precios de los insumos requeridos para brindar el servicio), confirmó ayer que el desfasaje se amplió un poco más: de los 5,17 pesos que había arrojado el de junio, pasó a 5,28.

Comparado con el valor del boleto, que actualmente está a 4,30 pesos con latarjeta sin contacto y a 5 el ocasional, ese último costo lleva la brecha a prácticamente un peso.

Fue justamente ese punto el que el titular de Rosario Bus llevó como preocupación ante los concejales. Aunque Bermúdez declinó ayer dialogar con LaCapital, Comi contó que el empresario se acercó a la comisión "para hacer un planteo sobre el retraso que se da en la relación costos-boleto y las dificultades que enfrenta para funcionar".

El edil de la Coalición Cívica dijo que uno de los aspectos que Bermúdez puso en discusión fue que en comparación con Buenos Aires y la capital provincial (donde su firma también presta servicios de transporte público) Rosario sigue manteniendo una velocidad de circulación —y por lo tanto una rentabilidad— "poco beneficiosa".

Como ejemplo puso a Santa Fe, donde esa relación es de 20 kilómetros por hora, mientras que a nivel local, y pese a los carriles exclusivos actualmente implementados, la proporción es de 15 kilómetros por hora.

Sin embargo, el edil aseguró que aunque sus pares "comprenden la posición del empresario", saben que su deber es "mirar toda la película y no solamente una foto, lo que implica atender el interés general, que es el de los usuarios".

Y una vez más, dejó en claro que hoy en el Concejo no existe intención de autorizar un nuevo aumento. "Es un tema que no está en discusión", afirmó, e incluso recordó que tampoco existe "ningún mensaje del Ejecutivo" solicitándolo.

Para Comi, los días cercanos al fin de año podrían marcar un tiempo más adecuado para reabrir el debate.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario