La ciudad

El dueño de La Rosa saldría en libertad, pero la jueza dijo que está "complicado"

La jueza de Instrucción Alejandra Rodenas, a cargo de la investigación sobre el clausurado sexy bar, evaluó que "están las pruebas y casi en un tiempo récord", contra Juan Cabrera, apodado Indio Blanco.

Lunes 10 de Junio de 2013

La jueza de Instrucción Alejandra Rodenas, a cargo de la investigación de la actividad supuestamente ilegal del clausurado sexy bar La Rosa, y el hotel alojamiento que se encuentra junto al mismo en el corazón de barrio Pichincha, aclaró que en las próximas horas podría quedar en libertad vigilada su propietario Juan Cabrera, conocido en el ambiente como el Indio Blanco, aunque la magistrada evaluó como "muy compleja" su situación procesal. 

"Cuando el viernes dicté el procesamiento convierto la detención en prisión preventiva y ahora va a ser sustituida por un otorgamiento de la libertad seguramente entre hoy y mañana. Ya ha sido pedida por el defensor, que va a ser reglada sumamente controlada y sometida a condiciones que van desde una fianza, hasta un garante personal, la prohibición de salir del país, la retención del pasaporte, entre otros", afirmó sobre los pasos a seguir en la causa.

"A medida que no cumpla con lo que se establece en la propia medida se puede revocar y volver a la detención. Hubo un intento de fuga en el momento de la detención que fue lo que nos hizo encender la luz roja. Más la pena en expectativa, hizo que no le otorgue la excarcelación lisa y llana por, eso la fianza y el depósito en efectivo que se hizo el viernes son montos bastante altos", aseguró Rodenas a "El primero de la mañana", programa que se emite por La Ocho.

"Se pudo probar en base a los trabajos que hizo la Secretaría de Trata incluso antes y después del fallo Marita Verón que fue bisagra en le legislación argentina con diferentes constataciones y actas hasta un acta final que realizan una filtración y se comprueba que las parejas salían de la whiskería y entraban al alojamiento", detalló sobre las pruebas de la actividad ilegal q ue se realizaba en el lugar. "La misma noche del allanamiento se comprobó in situ que dos parejas salían de la wiskería y entraban al hotel alojamiento que son las parejas que declaran haber utilizado esos servicios sexuales. Dos de esas mujeres eran alternadoras asiduas trabajadoras del lugar", recordó la jueza.

También aclaró sobre el movimiento del dinero y las ganancias de Cabrera: "son declaraciones de las mujeres que trabajaban allí y detallaban la forma de reparto de la plata...la situación del Indio Blanco es compleja porque cuanto menos están las pruebas y casi en un tiempo récord".

Rodenas indicó que "son muchas horas de grabación", las que se está procesando y agregó que "ordenamos que se encripten los datos, lo que se llama poner un sello de agua para que no puedan ser usadas nada más que por la Justicia y de la documentación se extraerán copias a la Afip, para ver si hubo lavado de activos, y a la Municipalidad de Rosario para investigar y quede más prolijo lo que fue tema de debate en cuanto a la habilitación del local", concluyó la magistrada a cargo de la causa.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario