La ciudad

El desempleo en la región bajó al 8,7 por ciento en el cuarto trimestre de 2019

El Indec midió una caída interanual de cuatro puntos en el Gran Rosario. Un año atrás, la desocupación había trepado al 12,8 por ciento.

Viernes 27 de Marzo de 2020

El 2019 finalizó con una fuerte crisis económica que se tradujo en suspensiones, reducciones horarias y cierre de empresas. Sin embargo, los datos oficiales muestran un "milagro" laboral en el Gran Rosario. Según el informe que difundió ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), la desocupación en el aglomerado fue del 8,7 por ciento en el cuarto trimestre del año pasado. Esto es cuatro puntos porcentuales menos que en el mismo período del año anterior. Además, se sumaron 24 mil ocupados más al mercado de trabajo.

Los datos oficiales muestran que hay 25 mil desocupados menos que hace un año. Pero sólo en una mínima porción se explica por la caída de la tasa de actividad, ya que la Población Económicamente Activa (PEA) se redujo en 2 mil personas, pasando en un año de 610 mil a 608 mil. En su mayoría, se explica porque hubo 24 mil ocupados más.

Para matizar estas cifras positivas, hay que recordar que el cuarto trimestre de 2018 fue una pesadilla para el mercado de trabajo rosarino. La tasa de desempleo informada por el Indec había sido de 12,8 por ciento, la cifra más alta del país junto a Mar del Plata.

El salto había sido de más de cinco puntos porcentuales en un año. Efectivamente, la desocupación era de 7,6 por ciento en 2017, trepó a 12,8 por ciento un año y después, para volver a caer doce meses después, pero a un piso superior: 8,7 por ciento.

En el Gran Rosario la subocupación bajó 1,6 punto, para ubicarse en el 11,2 por ciento (10 mil menos). También cayó la ocupación demandante, los ocupados que buscan otro trabajo, al 16,1 por ciento (8.000 menos). Todo esto en el marco de la caída de la Población Económicamente Activa (PEA), que pasó de 610 mil a 608 mil en un año.

En la región hay 219 mil las personas con problemas de empleo (desocupados, subocupados y ocupados demandantes), 43 mil menos que hace un año.

En el país el desempleo alcanzó el 8,9 por ciento en el cuarto trimestre de 2019. Si bien este número muestra una leve disminución respecto de igual período del año anterior (9,1 por ciento), el mercado de trabajo sigue áspero. La ocupación demandante subió hasta situarse en 19 por ciento. La subocupación subió 1,1 punto y llegó llegó al 13,1 por ciento.

El desempleo nacional

A nivel nacional, Mar del Plata, con el 11,1 por ciento, fue el aglomerado con mayor nivel de desempleo en el cuarto trimestre del año pasado, seguido por Rawson-Trelew (10,9 por ciento), partidos del Gran Buenos Aires (10,8 por ciento) y Salta (10,3 por ciento). Los que menor desocupación registraron fueron San Luis y Posadas, ambos con 2,9 por ciento; Comodoro Rivadavia (3,4 por ciento), San Juan (3,5 por ciento) Formosa (4 por ciento), Paraná (4,5 por ciento) y Viedma Carmen de Patagones (4,7 por ciento).

En el aglomerado del Gran Rosario, la tasa de actividad (el porcentaje entre la PEA y la población total) se ubicó en 46,2 por ciento, levemente por debajo del año pasado. La tasa de empleo alcanzó el 42,2 por ciento, con un aumento de 1,3 punto, y la tasa de ocupación demandante fue de 16,1 por ciento, con idéntico descenso. Además, la subocupación llegó al 11,2 por ciento de la población, un 1,6 punto menos y dentro de ella, la demandante alcanzó al 10 por ciento de la PEA, similar al mismo período de 2018. La no demandante fue 1,3 por ciento, menos de la mitad de lo que registró un año atrás.

Cambio de género

Una mirada al interior del mercado laboral de la región muestra cambios significativos en cuanto a la caracterización de los desocupados. Del 8,7 por ciento de población desempleada, la mayoría (9,4 por ciento) son varones y 7,7 por ciento mujeres, cuando en el mismo lapso de 2018 ese porcentaje era inverso y representaba el 10,1 por ciento y el 16 por ciento respectivamente.

Por otra parte, así como en el país la mayor tasa de desocupación corresponde a las mujeres de 14 a 29 años al llegar al 18,9 por ciento en el Gran Rosario la situación es diferente.

El desempleo golpea al 16,4 por ciento de las mujeres jóvenes hasta 29 años jefas de hogar _con una caída de 14,6 puntos_ y al 19,5 por ciento de los varones de esa edad, 3,4 puntos más que hace un año atrás.

Por otra parte, en la región, la tasa de subocupación horaria llega al 11,9 por ciento, la de sobreocupación horaria llega al 23,4 por ciento, casi sin cambios respecto al año 2018. La tasa de demandantes de empleo creció 5,4 puntos para ubicare en el 24,8 por ciento.

Empleo en negro

Finalmente, y en niveles casi idénticos al mismo lapso de 2018, la población asalariada alcanzó al 69,9 por ciento y la no asalariada al 30,1 por ciento. Mientras que los asalariados sin descuento (informales) llegaron al 31 por ciento, 1,2 punto menos que el año anterior.

En cambio, en el país, los ocupados por cuenta propia crecieron y se redujo la en 1,9 puntos el número de los asalariados. Dentro de estos últimos a nivel nacional se observó un incremento de aquellos sin descuento jubilatorio, que alcanzaron el 35,9 por ciento del total.

Los datos corresponden a la Encuesta Permanente de Hogares que realiza el Indec.

A diferencia de otros períodos, la tasa de desempleo masculino fuemás alta que entre las mujeres

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario