La ciudad

El desembarco de gendarmes genera cortocircuito entre los socialistas

El ex gobernador Bonfatti dijo que no coincide con el planteo de traer más federales. Fein, en tanto, señaló que "es lo que quieren todos los rosarinos".

Martes 20 de Febrero de 2018

Las declaraciones de la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, a La Capital en las que confirmó que durante esta semana estarán llegando "refuerzos significativos" de fuerzas federales a Rosario para combatir la ola de violencia desatada en lo que va del año, generaron un agitado y llamativo contrapunto entre encumbrados referentes del frente político que gobierna la provincia de Santa Fe y la ciudad de Rosario.

Frente a esta situación, el presidente de la Cámara de Diputados santafesina y titular del socialismo a nivel nacional, Antonio Bonfatti, se mostró crítico y señaló que no coincide con el planteo de más fuerzas de seguridad, "porque lo que hay que hacer es combatir al delito con inteligencia, y abordar las cuestiones sociales".

En tanto, la intendenta Mónica Fein expuso una visión más moderada y conciliadora. "La presencia de fuerzas nacionales y el despliegue que está realizando la provincia nos parecen muy importantes, y nosotros vamos a seguir acompañando y planteando la necesidad de seguir reforzando la seguridad, porque creemos que es lo que todos los rosarinos queremos", expresó la mandataria local.

Aunque evitó dar cifras concretas y admitió que restan definir cuestiones de logística, alojamiento, traslados y roles, la ministra Bullrich le aseguró a este diario en la edición del sábado pasado que "se saturarán los barrios más violentos", entre los que citó Tablada y Municipal, "para que cesen los ataques entre las bandas que se están disputando el territorio". Y resaltó que "se notará una fuerte presencia de gendarmes, prefectos y miembros de la Policía Federal".

Bonfatti admitió ayer no coincidir con la ministra de Seguridad de la Nación. "Creemos que lo que hay que hacer es combatir al delito con inteligencia, abordar las cuestiones sociales, los temas de trabajo, la escuela, y viviendas, en las que Nación está ausente hace muchísimos años", apuntó.

Y agregó: "Hay que poner Justicia Federal en Santa Fe, porque son muy pocos los jueces federales que existen".

El ex gobernador fue a las causas de la espiral de violencia en Rosario. "Acá hubo un enfrentamiento entre dos familias en el inicio del año que dejó una serie de venganzas entre personas. Pero hace 10 días que no hay homicidios en la ciudad, y de eso no se habla", advirtió Bonfatti.

"Creemos que realmente se ha estigmatizado mucho a Santa Fe", remarcó en declaraciones a la emisario Radio 10, de la Ciudad de Buenos Aires.

De esta manera, el presidente de la Cámara de Diputados santafesina repitió que "no coincidimos con la estrategia del gobierno nacional en materia de seguridad". Y fue por más: "Nos parece que hay una puesta en escena que también se da con el caso Chocobar, incluso hasta se llegó a hablar de pena de muerte, se habló de la intervención de las fuerzas armadas en seguridad interior, y creo que se equivocan si creen que ese es el camino para solucionar este problema".

Por su parte, en otro tono muy diferente, la intendenta Mónica Fein se manifestó sobre el arribo de fuerzas federales en el marco del "operativo de saturación", que fue anunciado por la ministra Bullrich. Desde el escenario local, la mandataria apuntó que "siempre le hemos transmitido al ministro de Seguridad santafesino (Maximiliano Pullaro), a quien veo siempre comprometido, que queremos para la ciudad los máximos esfuerzos nacionales y provinciales, y les aclaramos que estamos a disposición".

"La presencia de fuerzas nacionales y el despliegue que está realizando la provincia nos parecen muy importantes, y vamos a seguir acompañando y planteando la necesidad de seguir reforzando la seguridad, porque creemos que es lo que todos los rosarinos queremos", comentó Fein, desde una perspectiva muy distinta a la de Bonfatti.

La intendenta admitió en declaraciones La Ocho que desconoce la cantidad precisa de efectivos que llegarán a Rosario para reforzar la seguridad.

No obstante, la jefa comunal remarcó: "Queremos seguir aportando nuestro granito de arena en las políticas sociales, como estamos haciendo en Tablada con la apertura de 13 calles, como los 4.500 chicos del programa Nueva Oportunidad y la intervención que estamos haciendo con el Plan Abre, pero también queremos que haya efectivos que puedan trabajar sobre el delito organizado".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario