La ciudad

El debut de la Policía Comunitaria en Ludueña ya generó polémica

Son 50 agentes de proximidad que contarán con una base de operaciones en el Club Atlético Tiro Federal Argentino. Alertan que el radio de acción no contempla un punto muy conflictivo.

Jueves 15 de Enero de 2015

El ministro de Seguridad provincial, Raúl Lamberto, junto a la intendenta Mónica Fein, pusieron ayer en marcha la segunda Casa del Policía Comunitario, esta vez en la sede del Club Tiro Federal. Su radio de acción abarcará parte de los barrios Ludueña e Industrial. Una delimitación que, de inmediato, provocó la primera reacción de los vecinos que participaron del acto. Es que, sorprendidos, vieron que quedaba excluida de la zona de tareas una manzana a la que vienen señalando como una de las tres más conflictivas del lugar.

Tras el acto de presentación formal en lo que hasta hace poco estaba destinada a parte de la actividad social y deportiva de un club que respira fútbol (ahora reconvertida en una sede en la que trabajarán 50 uniformados), un grupo de vecinos unificados por el espanto frente a los delitos planteó al flamante titular de la Casa del Policía Comunitario de Ludueña, Sebastián Decaillet, la no inclusión en el radio de acción —tan solo por una cuadra— del pasaje Rochin, marcado como un punto "de alto nivel de inseguridad" al borde del viaducto Avellaneda.

Decaillet, quien debutó como policía comunitario el año pasado en la primera casa (barrio Las Flores), tomó nota del pedido por una demarcación que a los vecinos les llamó mucho la atención, ya que esos puntos fueron señalados reiteradamente en distintas reuniones públicas y producto del trabajo que vienen realizando en el marco del Observatorio de Seguridad creado en barrio Industrial junto a estudiantes de la Universidad Abierta Interamericana (UIA). El mapa figura en el perfil de Facebook que tienen para visibilizar la problemática.

La Policía Comunitaria en los barrios Industrial y Ludueña actuará específicamente en el sector comprendido por calle Junín, vías del ferrocarril, Matienzo y Don Bosco.

Decaillet les contestó que rápidamente se pondría a trabajar e insistió en mantener el diálogo. Los vecinos se sacaron fotos con los funcionarios para dejar registro en la red social. "Para que los que no vinieron puedan ver que hablamos con las autoridades", explicaron. José Humberto Kruel, uno de ellos, comentó que también están trabajando con la fiscalía general en el seguimiento de las causas que conmocionaron al barrio, como la muerte de Leandro Zini.

En ese sentido, el desembarco de la Policía Comunitaria en Ludueña es parte de la estrategia desplegada por el plan Abre (provincia y municipio) en 20 barrios de Rosario.

La creación de la Policía Comunitaria, al interior de la fuerza, forma parte de las "Bases para una Seguridad Democrática", anunciadas por el gobernador en noviembre de 2012. Y su puesta en marcha fue posible también gracias a la sanción de la ley Nº 13.297 (emergencia en materia de seguridad).

Lamberto, por su parte, agradeció en su discurso a los vecinos. "Hay que trabajar juntos. Estas experiencias son buenas cuando son participativas, cuando hay mesas de diálogo, cuando se puede planificar en forma conjunta y, centralmente, cuando todos vayamos modificando conductas de convivencia y haciendo que la vida de los rosarinos sea una vida solidaria y en paz", indicó.

El funcionario recordó también que "la Policía Comunitaria es un perfil de policía que ayuda mucho, especialmente en los lugares donde se necesita pacificar, convivir y modificar conductas".

Y adelantó que los próximos policías comunitarios estarán en la calle en los primeros días de abril. "De ese modo, contaremos con 450 agentes que nos permitirán extender la experiencia de la policía de proximidad a otros barrios de la ciudad", concluyó.

La nueva fuerza forma parte de la reforma policial que la provincia busca llevar adelante y representa una orientación específica capaz de gestionar estrategias y prácticas preventivas con la participación de la comunidad.

La formación de la Policía Comunitaria apunta a una labor preventiva de cercanía de la fuerza y su finalidad es la de reducir la violencia a partir de acciones concretas de proximidad con los vecinos.

Gestiones por Gendarmería

El ministro de Seguridad provincial, Raúl Lamberto, afirmó ayer que se están realizando gestiones para que Gendarmería vuelva a Rosario. Según afirmó, “es parte de una política de seguridad, ya que la mayoría de los delitos complejos son federales”. La reciente partida de las fuerzas federales desplegadas meses atrás en la ciudad había generado duros cruces entre funcionarios nacionales y sus pares provinciales y municipales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS