La ciudad

El debate que plantea la prostitución en el seno del movimiento feminista

Hay quienes abogan por legalizar el trabajo sexual y quienes la consideran una de las peores formas de violencia hacia las mujeres

Domingo 19 de Agosto de 2018

El ejercicio de la prostitución plantea profundos debates al interior del movimiento feminista. Hay quienes abogan por legalizar el trabajo sexual y quienes consideran que la prostitución es una de las peores formas de violencia hacia las mujeres, que no se trata de una elección libre y que siempre existe explotación.

Luna se define como trabajadora sexual y feminista. Y dice que la solidaridad entre mujeres permitió en algunas zonas conformar redes de cuidados donde "las que tienen más años de trabajo cuidan a las más chicas para que no se desborden, o se mantienen al tanto de a qué hora, con quién y a dónde fueron", para asegurarse que regresen.

Afirma que es necesario que las meretrices accedan a los derechos que asisten a otros trabajadores, como obra social y jubilación. Y cuenta su propia historia. "Yo volví al trabajo sexual después de quedarme sin un trabajo formal. Si el trabajo sexual estaría reconocido, yo podría seguir aportando y conservar la obra social. Sin embargo, no puedo", afirma.

Ser consideradas como trabajadoras les permitiría "poder pagar una jubilación y no estar pensando que cuando el cuerpo no de para más vamos a terminar como proxenetas, poder alquilar un lugar con nuestro nombre, porque siempre tenemos que pedir ayuda para alquilar, contar con una tarjeta de crédito como cualquier persona para pagar un lavarropas en 12 cuotas y una obra social, considerando que el 86 por ciento de las trabajadoras son madres para poder también proteger a esos niños". Y apunta que "es necesario correr la mirada moral que pesa sobre el trabajo sexual y pensar en nuevos tipos de legalizaciones y estrategias para ampliar derechos a las mujeres, y que puedan salir de la clandestinidad".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario