La ciudad

El Consejo de la Vivienda cuestionó créditos para cubrir gastos iniciales de alquileres

"Medidas como éstas no se dan ninguna solución y siguen endeudando a los inquilinos", afirmó Ariel D'orazio, coordinador de la entidad, y pidió que se terminen "los abusos de las inmobiliarias".

Martes 28 de Abril de 2015

 Ariel D'orazio, coordinador del Consejo Asesor de la Vivienda en la Oficina Municipal de Defensa del Consumidor, expresó sus críticas a la línea de créditos bancarios para locatarios que se presentó ayer como una forma de cubrir los gastos iniciales de los contratos de locación.

"Lo único positivo es que haya instalado en la agenda pública los problemas que enfrentan los inquilinos en la ciudad de Rosario. Pero con medidas como éstas no se dan ninguna solución. Se sigue endeudando a los inquilinos", dijo.

El Colegio de Corredores inmobiliarios y el Banco Municipal presentaron ayer una línea para "amortiguar" los costos para los inquilinos. Se trata de una línea de financiamiento a doce meses con una tasa del 26 por ciento anual de hasta 25 mil pesos.

En declaraciones al programa "El primero de la mañana" de la Ocho, D'orazio cuestionó la iniciativa, aún con una tasa bancaria que sería del 25 por ciento anual.

"Hablan de una tasa baja a un 25 por ciento anual. Proponen eso en vez de regular lo que cobran las inmobiliarias, que  muchas veces lo hacen de manera desmedida y  que hacen engrosar los costos iniciales de una locación y endeudar al inquilino. Desde las organizaciones de inquil esto no está planteado como solución", añadió.

D'orazio dijo que la problemática de los inquilinos "podría tratarse de diversas cuestiones. Al inquilino se le cobra por averiguaciones de garantías, gastos que ascienden en algunos casos a los mil pesos cuando es un trámite que cuesta 50 pesos en el Registro de la Propiedad. Eso es un gasto abusivo que las inmobiliarias han impuesto desde hace muchísimos años a los inquilinos".

"Otra cuestión es la comisión inmobiliaria. Esto no está regulado. Las inmobiliarias cobran el 5 por ciento al inquilino cuando hace diez años se cobra el 3 por ciento. En la compra-venta de un inmueble, la comisión de la inmobiliaria es del 3 por ciento. Para un alquiler es del 5 por ciento. Es decir, a una persona que no puede comprar una vivienda se le saca más comisión que a una que está comprando una propiedad", agregó D'orazio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario