Pandemia

El Congreso sesionará a pleno de modo virtual, ahora con el aval dela Corte Suprema

La novela sobre el modo y circunstancia en que volverán a funcionar los plenarios del Senado y la Cámara baja llega a su fin.

Lunes 27 de Abril de 2020

La novela sobre el modo y circunstancia en que volverán a funcionar los plenarios (recintos) de ambas Cámaras del Congreso llega a su fin. Con el copyright de un sector de Juntos por el Cambio (JxC), pero no todo el interbloque, y el impulso mediático opositor al gobierno nacional, escaló días atrás una controversia sobre la conveniencia de sesionar de manera virtual, presencial o mixta. Pero, otra vez, Cristina Kirchner gravitó con una jugada sorpresiva: consiguió que la Corte Suprema ratifique por adelantado que no es su materia discernir en cuanto a la constitucionalidad o no del funcionamiento virtual parlamentario. La Corte ratificó que el Poder Legislativo se da sus propios reglamentos y el proyecto de impuesto extraordinario a las grandes riquezas ahora ya es materia concreta.

Cristina pidió una "certeza", y no se la dieron. Pero, en realidad, no buscaba un permiso de la Corte para darse un cambio de reglamento en la modalidad de funcionamiento de la Cámara alta. Necesitaba bastante menos: un compromiso de la Corte de no invalidar, luego, la modalidad novedosa y de emergencia con que ambas Cámaras finalmente funcionaran a pleno. Y eso fue lo que CFK obtuvo en la última hora del viernes pasado.

"Listo, salió el fallo de Corte, ya se puede sesionar virtualmente, nadie podrá cuestionar esa modalidad", celebró la vicepresidenta y abortó la novela del Congreso en la pandemia, sin que alcance siquiera su primera temporada.

Aunque persisten varias incertezas respecto del modo en que finalmente los recintos de las Cámaras pasaran a la virtualidad (aunque no a la ilegalidad), la agenda del Congreso ya tiene una cita clave: mañana, a las 18, se reunirá la estratégica comisión Bicameral de Seguimiento de Trámite Legislativo, que tiene al rosarino Marcos Cleri (Frente de Todos, FdT), como titular. Se trata del ámbito donde se validan o rechazan los decretos de necesidad y urgencia (DNU), que viene firmando a gran escala el Ejecutivo. La cita es para tratar, nada más y nada menos, que 20 decretos firmados por la Casa Rosada en las últimas semanas de crisis sanitaria.

Tanto el oficialismo como la oposición, por motivaciones diferentes, tienen interés en dar ese tratamiento. El trabajo será arduo y largo. Y, desde ya, no se agotará en una reunión.

En paralelo, y con el fallo de la Corte firmado, el oficialismo en el Senado se dispone a diseñar el dictamen para modificar el reglamento que permita sesionar virtualmente con todas las garantías legales y operativas del caso. Será a través de la comisión de Asuntos Constitucionales (presidida por la santafesina María de los Angeles Sacnun, del FdT). En esa comisión ya hay un dictamen presentado por la oposición que alude al cambio de modalidad en el funcionamiento del cuerpo. El FdT apura su propio dictamen y se espera la confirmación de fecha de sesión virtual de la comisión, ya no con carácter informativo sino para debatir los dictámenes y dejarlos firmados para que desembarquen en el recinto virtual. En ese punto es donde el frente político que orientan Alberto y Cristina mantiene una divergencia con sectores opositores.

Escenarios

Entre los legisladores de Juntos por Cambio, en ambas Cámaras, parece crecer la aceptación a inaugurar la era virtual. Aunque hay quienes proponen un primer encuentro presencial en el que se modificaría el reglamento, para recién luego pasar a las reuniones remotas.

Lo cierto es que el fallo de la Corte pone en modo recalculando esa posición política. Con todo, el vicepresidente del PRO y diputado nacional por Santa Fe, Federico Angelini, contó sus pares macristas (unos 55) se reunirían hoy de manera presencial en el Palacio, en Buenos Aires, para definir la estrategia política. Con la continuidad de la cuarentena obligatoria definida hasta principios de mayo, en especial en el área metropolitana de Buenos Aires, la modalidad de encuentros presenciales que promueve el partido del ex presidente Mauricio Macri confronta con la discursiva dominante de prevención sanitaria contra el coronavirus. Y abre interrogantes sobre su conveniencia política.

En tanto, el presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, ya formalizó una convocatoria a los jefes de todos los bloques para hoy, a las 18.30. Se trata de una reunión de la comisión de Labor Parlamentaria con el objetivo de terminar de conformar un acuerdo político para el funcionamiento virtual y pleno de Diputados. El bloque oficialista y los aliados del primero y segundo anillo del FdT ya dieron muestras de su vocación por trabajar con la modalidad remota.

En ese sentido se pronunció el diputado santafesino Enrique Estévez (PS), del interbloque Consenso Federal: "Lo importante es sesionar, en este momento de manera virtual por una cuestión sanitaria y logística".

Al respecto, mañana, a las 14, la comisión de Modernización Parlamentaria de Diputados volverá a reunirse para terminar de abrochar la redacción detallada del "protocolo de actuación para sesiones remotas". Se trata de una "recomendación" para que la presidencia de la Cámara y para la comisión de Labor Parlamentaria. El fundamento legal con que Diputados pasará a la dinámica virtual se basa en el artículo Nº 14 del reglamento: "Los diputados no constituirán Cámara fuera de la sala de sesiones, salvo en los casos de fuerza mayor".

Germán Martínez, diputado nacional por Santa Fe (FdT) y miembro de la comisión de Modernización, afirmó que (a diferencia del Senado) "no hace falta modificar el reglamento interno porque hay un caso claro de fuerza mayor: la pandemia". Y sentenció: "Queremos avanzar con el protocolo para sesiones remotas, debatir y votar las leyes".

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario