La ciudad

El conductor y el dueño de un auto deberán indemnizar a una mujer

Cruzó en rojo y la atropelló cuando cruzaba por la senda peatonal. La Justicia resolvió que el pago lo asuman ambos porque el seguro estaba cortado por falta de pago.

Jueves 08 de Enero de 2015

La Justicia condenó al conductor y al dueño de un automóvil a pagar una indemnización de 700 mil pesos porque el primero pasó un semáforo en rojo y atropelló a una anciana que cruzaba por la senda peatonal.

El Tribunal de Responsabilidad Extracontractual Nº 1 dispuso que ese monto deberá asumirlo el conductor y el titular del vehículo, ya que el seguro del coche estaba suspendido por falta de pago.

Fuentes judiciales consideraron que se trata de un fallo ejemplar, aunque no se informó si la anciana, quien en el momento del accidente, en 2002, tenía 80 años, aún vive y si el conductor y el dueño del vehículo tienen solvencia económica para asumir el pago de los 700 mil pesos.

Las juezas Mariana Varela, Susana Igarzábal y Paula Sansó advirtieron que "el peatón es el sujeto más vulnerable en el tránsito, y que el conductor demandado tiene la obligación de conservar el dominio del vehículo. Además de estar atento a las contingencias del tránsito".

Las juezas admitieron eximir a la compañía en la que estuvo asegurado el rodado, ya que el pago de la póliza estaba suspendido.

El fallo aceptó, en ese sentido, la postura de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Rosario, que estableció que "implicaría un perjuicio a todos los consumidores de seguros" admitir "la posibilidad de que la víctima pudiera extender el pago de la indemnización a la aseguradora", ya que desde tiempo atrás estaba suspendida la póliza por falta de pago.

El siniestro. El accidente ocurrió el 25 de julio de 2002, cuando el conductor de un Renault 9 circulaba por avenida Pellegrini y atravesó la calle Italia con el semáforo en rojo, atropellando a una mujer de 80 años que en ese momento cruzaba la arteria por la senda peatonal.

La víctima sufrió fractura de peroné, una lesión por la que debió ser intervenida quirúrgicamente operada tres veces y quedó con secuelas que le dificultaban movilizarse.

El conductor del vehículo y el titular registral fueron condenados a pagarle a la mujer la suma de 151.000 pesos, que con los intereses se elevó a 700 mil pesos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS